País

Con música y rezo comparten con pacientes del Neurosiquiátrico

 

“Estuve enfermo y me visitaste”. Los miembros del Centro de Ayuda a la Vida (CAV) de la parroquia San Pedro y San Pablo de Asunción visitaron ayer el Hospital Neurosiquiátrico para rezar y asistir a los pacientes internados. Prevén continuar con la misión en los siguientes días.

La imagen de la Virgen María encabezó en la víspera la procesión de voluntarios que acompañarán especialmente durante 10 días a los pacientes crónicos que se encuentran internados desde hace tiempo.

La actividad se inició con una misa presidida por el padre Francisco Silva, párroco de la parroquia San Pedro San Pablo. Noemí de Fariña, coordinadora del CAV, extendió la invitación a todas las personas solidarias para acompañar a los pacientes todos los días, de 14.00 a 15.00.

“De las más de 400 personas internadas, 50% no tienen quien los visite. Fueron abandonadas por sus familiares”, lamentó.

En su primera visita, este grupo que defiende la vida acercó donaciones de víveres, frazadas y abrigos. Fariña comentó que fueron hasta el hospital a pedido de la licenciada Yeny Sosa, quien les comentó sobre la situación de abandono de muchos pacientes. “Les encanta la música, que se los visite. Llevamos caramelos. El director nos dijo que quedan muy bien después de compartir ”, resaltó.

Esta visita se realiza en el marco de la fiesta de la Virgen María.

Dejá tu comentario