Política

“Con el desbloqueo la puja ya no será entre partidos sino dentro de ellos”

El sociólogo y experto en temas electorales manifestó que la aprobación del voto electrónico en el Congreso se realizó sin medir las consecuencias, ya que ni siquiera se sabe cuánto será su costo.

La promulgación de la llamada “Ley de desbloqueo de listas”, que trae consigo la implementación del voto electrónico, es apenas uno de los varios puntos que se

trataron en el debate sobre reforma del Código Electoral, del cual no se sabe bien qué consecuencias tendrá ni cuánto costará, pero sí que generará una puja interna en los partidos, según señala el sociólogo y politólogo Guzmán Ibarra, experto en cuestiones electorales, participante en la mesa de diálogo de Reforma Electoral en el Senado.

- ¿Cómo ve que el debate sobre reforma electoral se haya quedado atrás luego de la aprobación de la ley de desbloqueo y voto electrónico?

- Ciertamente, una de las cosas que siempre mencionamos es la falta de una visión holística, es decir, tratar de entender que el sistema electoral funciona por una serie de interrelaciones entre partes, entonces, la modificación de una parte va a incidir en otro aspecto del sistema electoral, ese es un primer elemento. La otra cuestión es una clara identificación de los problemas y de los efectos, entonces, tenés problemas diferenciados en procesos diferentes del ciclo electoral, como por ejemplo la integración de las mesas, el transporte de electores, los sondeos de opinión, la regulación del financiamiento político, el voto de los presos sin condena y personas con discapacidad, hay una gran cantidad de debilidades en el sistema electoral que deben ser tomados en cuenta.

- ¿Se abordó eso en la Comisión de Reforma Electoral del Senado?

- En la Comisión de Reforma Electoral del Senado, donde me tocó participar se tocaron estos temas y fue un trabajo interesante. Ahora, qué va a pasar, va de la mano con lo que te decía de la debilidad de tener una especificación clara de los problemas y por otro lado la cuestión de tomar decisiones sin tener en cuenta el efecto que van a tener. Por ejemplo, ahora se aprobó la implementación de las urnas electrónicas y no se sabe cuánto va a costar eso, no se sabe si se va a poder aplicar todo de una vez, o sea, ahora recién se van a hacer una serie de procesos consultivos para saber si eso va a ser aplicable o no, y eso no es serio, vos no podés legislar, tomar decisiones, sin saber cuánto va a costar.

- ¿Cómo va a afectar el tema del desbloqueo?

- Inmediatamente al aprobarse el desbloqueo, aparecen una serie de cambios en la lógica de la competencia, porque ahora ya no va a ser una competencia entre partidos sino interpartidaria. Imaginate el conflicto en las mesas qué es entre partidos, ahora va a ser dentro de los partidos, porque los candidatos van a querer poner a sus miembros de mesa debido a que eso va a ser clave en el proceso, por eso el conflicto se va a trasladar a los partidos, que van a tener que ver cómo distribuir las mesas, de qué movimiento van a ser los miembros.

- ¿Cómo va a afectar el tema del financiamiento político?

- Gran parte del sistema de control y regulación del financiamiento político se encuentra cimentada en los partidos, y ahora cómo se va a enfocar eso cuando son los candidatos los que van a potenciar sus propias campañas, entonces, estos son aspectos que deben ser analizados y tratados. Entonces, lo que yo creo es qué lo que falta es una visión más sistémica de la problemática y empezar a hacer reformas a fondo, y si el tema es la calidad de la representación, entonces hay que ver cómo se puede mejorar desde el punto de vista de la formación política. Hay toda una batería de propuestas que se pueden ir trabajando, pero pareciera que con este tema del desbloqueo se agotó el debate y en realidad no, sobre todo si uno tiene en cuenta que la mayoría de los países de América Latina que aplicaron este sistema tuvieron otro tipo de problemas, no les mejoró la calidad de la representación.

- Tras la aprobación del desbloqueo se perdió el fervor de la reforma electoral. ¿Cómo ve esto?

- Es una visión sumamente simplista e irresponsable suponer que la modificación de un solo aspecto de un sistema va a mejorar todo lo demás. Creo que es una falla del proceso de Reforma Electoral pretender abordar los temas en compartimentos distantes y no tratarlos desde el punto de vista de un objetivo más grande. Por ejemplo, para mí, el problema fundamental del sistema electoral es la asimetría en la competencia, la desigualdad que hay.

- ¿En qué aspectos?

- La desigualdad se reproduce en distintos aspectos, en la conformación de las mesas electorales, en el financiamiento político, en la capacidad de movilización de los electores. La desigualdad en la competencia es extraordinaria, y pretender que cambiando un aspecto esto va a cambiar, es una visión simplista, porque es un tema sumamente complejo, por ello creo que faltó una visión global (en el Congreso), y aprobar el desbloqueo fue una medida popular, sin ponerse a mirar qué pasó en los países que aprobaron el desbloqueo.

- ¿Cómo ve el tema de la integración de las mesas como parte del proceso?

- La pregunta es ver cuál es el tema de las mesas, si la cuestión es que se suman mal los votos en las mesas, entonces hay que ver de mejorar la capacitación de los miembros de mesas. Si el problema es que no hay confianza porque los miembros son representantes de los partidos tradicionales, entonces estamos tocando un punto neurálgico del sistema que se sustenta en los partidos políticos. En otros países son funcionarios públicos los miembros de mesa pero trasladado eso a nuestro sistema, aquí muchos son mayoritariamente de los partidos tradicionales. Otro sistema es por sorteo y se aborda como carga pública, pero otra vez, igual podría salir con porcentajes amplios de personas de los partidos tradicionales, pero sí va a cambiar la lógica, pero hay que ver si están capacitados, se generan otros procesos. Se puede ir cambiando gradualmente, existen diferentes modelos que responden a diferentes contextos, lo clave es ver cuál es el problema, todo tiene su pro, su contra y su costo, no es algo simple.

- ¿Cómo ir hacia un modelo que funcione aquí?

- Hay que analizar bien el problema y establecer objetivos de mediano y largo plazo, el sistema está estructurado sobre los partidos y una reforma necesita tu tiempo de estudio. La política comparada es fundamental, porque en vez de probar algo que no funcionó en otro lado mejor es ver lo que sí, eso creo que se intentó en el Senado, lastimosamente al final se aprobó una sola ley, y el resto quedó... Quien domina y tiene mayor influencia en la determinación de las reglas de juego, controla quien gana y quien pierde. Respuestas técnicas hay varias pero también está la dimensión política.

- ¿Qué otro tema le parece importante analizar?

- Hay un tema que nadie quiere abordar, y es que nuestros partidos políticos son feroces estructuras electorales, pero cómo está el proceso de capacitación y formación política, o sea, hasta qué punto los partidos políticos preparan a sus representantes, y ahí vamos a encontrar que también hay una debilidad porque cómo va a mejorar la calidad de la representación sino hay proceso de formación.

Dejá tu comentario