Sucesos

“Comuniqué a mi superior lo que hice con las motos”

 

El comisario Alfonso Maldonado, detenido por haber vendido supuestamente partes de motocicletas decomisadas que se encontraban en la Comisaría 46ª de Isla Bogado, Luque, aseguró que nunca vendió nada de la base policial, sino que entregó los biciclos y parte de ellos a un chatarrero, ya que ocupaba mucho espacio en la dependencia y juntaba en el lugar alimañas y mosquitos. Además, en más de una ocasión agentes del Senepa le pidieron que se deshiciera de los biciclos, por la proliferación del dengue, y fue lo que hizo, dijo. “Yo le comuniqué a mi superior todo lo actuado, mi error fue no comunicar el caso a la Fiscalía. El Ministerio Público solamente me pidió que haga un inventario de todas las motos que están en el lugar y que cuentan con papeles”, relató el uniformado.

En otro momento, mencionó que las motocicletas que entregó al chatarrero eran las más viejas, que estaban desde el 2004 y que no contaban con ningún papel, ya sea de su propietario o de la causa por la cual está en el lugar.

“En la comisaría encontramos solo 25 biciclos que cuentan con causas y que además están identificados sus propietarios”, dijo.

Agregó que un suboficial de apellido Duarte fue quien lo denunció, ya que iba a ser sancionado por el superior, a causa de que le faltó el respeto a un oficial.

El fiscal de Luque, Néstor Cañete, imputó al comisario por el hecho punible contra la restitución de bienes, reducción y quebrantamiento de depósito, al vender supuestamente a Alexis Alfonzo cuarenta chasis y partes de motocicletas por 3 millones de guaraníes. Actualmente se encuentra privado de su libertad en la Comisaría 3ª Central de Luque.

En la víspera se presentó el abogado Víctor Jiménez y pidió la carpeta fiscal, para ejercer la defensa del uniformado. Según se pudo observar en fotos, existen aún toneladas de biciclos y restos de los mismos en el patio de la mencionada comisaría.

Dejá tu comentario