Interior

Comuna fraccionó un inmueble en Minga Guazú que era privado

 

Un inmueble de más de 100 hectáreas, ubicado en el kilómetro 14 Acaray, fue objeto de invasión por parte de la Comisión Vecinal Porvenir, que logró que la Junta Municipal de Minga Guazú apruebe su fraccionamiento, en plena campaña política. El fiscal Alberto Torres confirmó que los informes de Registros Públicos confirman que son propiedad de los herederos de Walter Johan Mulder y que corresponde la cesación de hechos punibles.

Se trata de 5 fincas ubicadas cerca del río Acaray en el distrito de Minga Guazú, a unos 8 kilómetros de la ruta PY02, que fue ocupado por supuestos miembros de una comisión vecinal reconocida por la Comuna de Minga Guazú.

Las tierras pertenecen actualmente a Robert Mulder y Evelyn Mulder, hermanos, quienes habían recibido por cesión de derechos de su madre Ana María viuda de Mulder, luego de que falleciera el padre Walter Johan Mulder, según la denuncia de la abogada María Angélica Cabañas. Este dato fue confirmado por el fiscal Torres, quien investiga el caso, basado en los informes oficiales.

Sin embargo, la Comisión Vecinal Porvenir presentó en marzo pasado una nota ante el entonces intendente Digno Caballero bajo la versión que en el lugar habría un inmueble abandonado por unos alemanes y que sería presumiblemente municipal. Se formó el expediente administrativo 802/21.

Caballero pidió el parecer de la Asesoría Jurídica que dictaminó que el inmueble sería presuntamente municipal, y en consecuencia, el 6 de agosto, basado en un pedido del intendente, la Junta Municipal aprobó en forma definitiva el fraccionamiento del inmueble, por resolución 2458/21, según los documentos.

Paralelamente el Ministerio Público investiga la invasión de inmueble denunciado por los asesores jurídicos de los propietarios.

El fiscal Alberto Torres afirmó ayer que ya recibió los informes de Registros sobre la propiedad, en el que efectivamente se confirma que los descendientes alemanes son los propietarios de los inmuebles invadidos. “Ahora, dependo de la Policía para realizar la cesación de los hechos punibles, porque ya tengo el informe”, reveló.

Lucas Caballero, actual intendente municipal de Minga Guazú, quien es hermano del anterior que renunció para volver a candidatarse, remitió una nota al Ministerio Público, en el que pidió la suspensión del procedimiento, aduciendo que la Municipalidad iniciará el próximo lunes 11 de octubre una mensura administrativa para determinar si en la propiedad existen excedentes de tierras, que serían de la municipalidad.

Dejá tu comentario