Editorial

Compromiso y conciencia son claves en lucha contra el dengue

Como lamentablemente ya es habitual en la temporada veraniega, los criaderos del mosquito que transmite el dengue y otras enfermedades crecen en forma exponencial. Ante este panorama solamente nos queda como ciudadanía comprometernos y adquirir una nueva conciencia para implementar medidas urgentes de higiene y limpieza. Es inadmisible que las enfermedades perfectamente evitables nos sigan causando incontables perjuicios, tanto a la salud de la población como a la economía.

De acuerdo con datos oficiales, en el Paraguay hay más neumáticos en desuso que población. Senepa, el Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo, estima que existen al menos 10 millones de neumáticos inutilizados, y estos precisamente figuran entre los principales criaderos de mosquitos.

Se encuentran dispersos en gomerías, en vertederos clandestinos y en las viviendas, y son los más tradicionales y potenciales criaderos de vectores transmisores de enfermedades como dengue, zika y chikungunya. Y junto con las botellas abandonadas y con agua, los neumáticos constituyen una de las grandes preocupaciones para los municipios y para las autoridades de salud; ya que es precisamente complicado su combate.

El último reporte de infestación larvaria señala que once regiones sanitarias presentan índices de infestación larvaria por sobre el 0,9%, que está permitido o recomendado para una región con circulación de vectores. Lidera esta lista Ñeembucú con el 14%, le sigue Guairá con el 13%; capital, 12%; Central, 11%; San Pedro, 11%; Itapúa, 11%; Misiones, 8,3%; Alto Paraná, 6,6%; Caaguazú, 6%; Canindeyú, 5%; Amambay, 4%.

El dato de la infestación larvaria sin dudas es digno de ser tenido en cuenta y debería causarnos gran preocupación a todos. Pero sobre todo, debería motivarnos a tener un mayor compromiso con la lucha por erradicar el potencial peligro que representa cada mosquito Aedes aegypti. Porque solamente adquiriendo hábitos de limpieza e higiene podremos tener alguna posibilidad de desterrar el dengue de nuestras vidas.

Es muy importante que la ciudadanía cuestione y presione a sus autoridades, para que estas trabajen efectivamente por el bienestar de la mayoría, pero la ciudadanía no puede renunciar a sus obligaciones y no aportar en un tema que requiere de la colaboración de todos. Mantener limpios jardines y patios es la forma en que cada paraguayo asume su responsabilidad para combatir el dengue.

Para la primera semana del presente mes, el Ministerio de Salud Pública ya acumulaba 1.472 casos posibles de dengue y chikungunya. El reporte epidemiológico señala que los casos de dengue se registran en Central, Paraguarí, Alto Paraná y Amambay; mientras que 4 son casos de chikungunya, procedentes de Central y Paraguarí. En Alto Paraná se han reportado brotes activos de dengue en dos barrios del distrito de Minga Guazú.

La ciudadanía debería entenderlo y por eso otorgarle la mayor importancia a la actividad de eliminar los criaderos de mosquitos, porque el peligro nos acecha. Los altos índices de infestación larvaria se reproducen en varias ciudades del país.

Ya no podemos permitirnos como país que las personas deban soportar estas enfermedades como el dengue o la chikungunya, y es además inadmisible que estas enfermedades se sigan propagando siendo, como son, evitables. No podemos dejar que el dengue siga causando tantos perjuicios a la gente. El compromiso y la conciencia ciudadana siguen siendo las claves para combatir la amenaza del dengue.

Dejá tu comentario