Política

Comisarios con llamativos casos aguardan ascensos

 

Desde el ingreso a la habitación de una suboficial, con quien mantenía una relación sentimental, hasta la desaparición de armas, y disparos que ocasionaron muerte, formaron parte de la exposición de antecedentes de varios comisarios que aguardan su ascenso en el Senado.

El paquete remitido incluye a un total de 20 uniformados, y algunos de ellos fueron convocados ante la Comisión de Asuntos Constitucionales. El acuerdo se trata en la sesión ordinaria de mañana.

Hubo incluso hasta lágrimas por parte de uno de los comisarios, Osvaldo Luis López, quien relató su caso. Había ejecutado un disparo, que terminó en la muerte de una persona, en medio de denuncias de amenazas.

Daniel Jovino Careaga mencionó que recibió arresto domiciliario porque se le traspapeló un informe sobre un accidente; y luego, otro disciplinario, por no haber asistido a un curso.

José Benjamín Segovia Cáceres refirió que había sido arrestado por incumplimiento de patrullaje en el predio del Jardín Botánico.

Luego, por robo de armas, alegando que fue durante un asalto domiciliario, donde no pudo hacer nada, porque había niños de por medio.

Rubén Darío Paredes mencionó que recibió arresto domiciliario por unas publicaciones en medios periodísticos, cuando se desempeñaba como jefe de investigación en Alto Paraná.

Domingo Heriberto Arévalo Medina indicó que recibió arresto domiciliario porque una noche, al entregar su guardia en la Comisaría 12, se dirigía a su dormitorio, pero ingresó al de una suboficial, con quien mantenía en ese momento una relación.

Omar Méndez estuvo involucrado en un caso de extravío de armas; mientras que Víctor Ángel Tandi, por desaparición de pertenencias.

El mismo es director de Planificación Estratégica, por lo que el senador Eusebio Ramón Ayala le consultó sobre la inseguridad y la situación policial. Tandi refirió que prevén lanzar un operativo por fin de año, y alegó que advirtieron que tras la pandemia habría muchos delitos.


La puerta estaba abierta; decidí entrar a conversar con la suboficial. Manteníamos una relación sentimental. Domingo Arévalo, comisario.

Cinco hombres encapuchados nos maniataron y nos dejaron incomunicados. Se me robaron armas. José Segovia, comisario.

Dejá tu comentario