Deportes

Cargado de emociones

 

No se guardaron nada y fueron siempre por la victoria. Eso hizo que Guaraní y Luqueño empataran 2-2 en un gran partido en el Rogelio Livieres.

El Auriazul esperó y golpeó a tiempo con un potente cabezazo de Gerardo Arévalos; supo adelantarse en el marcador cuando el Indio tenía más el balón, pero sin profundidad.

EN UN SUSPIRO. Guaraní lo dio vuelta con su actitud y empuje, además apoyado por la precisión de Luis De la Cruz que puso las pelotas claras para José Ortigoza y Luis Cabral para convertir los dos goles aurinegros.

Pero la perlita estuvo cerca de finalizar el encuentro, con la definición de Richard Salinas, que ingresó minutos antes para darle nuevos bríos a la ofensiva auriazul y cuyo potente remate la colgó al ángulo de Víctor Centurión tras una buena triangulación en ataque de Luqueño.

La igualdad 2-2, justa para dos equipos que siempre buscaron ganar, donde ambos cuadros supieron aprovechar sus momentos para concretar los goles.

Dejá tu comentario