Economía

Calor afecta a sojales menos tecnificados

 

La falta de lluvia, que se sumó a las altas temperaturas en los últimos días, hace que las plantas sufran estrés y se marchiten, pero especialmente se dañan las parcelas que todavía utilizan la siembra convencional con el suelo desprotegido.

En el 90% de los cultivos de soja se adopta una tecnificación actualizada, que consiste en la cobertura de la tierra por ejemplo con paja, para tratar de mantener la humedad y que los plantines resistan mejor mientras aguardan las precipitaciones.

Se trata de un sistema de trabajo diferente al convencional, donde el suelo está expuesto directamente al sol, ocasionando que las hojas empiecen a marchitarse, explicó al respecto Héctor Cristaldo, de la Unión de Gremios de la Producción.

SIEMBRA. Se está llegando al 90% de superficie sembrada de la meta proyectada para la campaña 2019-2020. Pero todavía hacen falta lluvias para que el sector esté tranquilo y pueda culminar el proceso a mediados de este mes.

De acuerdo a los pronósticos del Instituto de Biotecnología Agrícola, los rangos más altos de precipitaciones previstas hasta el 6 de noviembre se concentrarán en el sur y extremo suroeste de la Región Oriental, con rangos de entre 43 a 50 milímetros de agua acumulada.

Entre los departamentos con más cultivos de la oleaginosa y que son afectados por la sequía y déficit moderado de agua útil se encuentran Canindeyú y la zona norte de Alto Paraná, mientras que Itapúa tuvo menos problemas en esta etapa, según los registros de los productores.

Dejá tu comentario