Economía

Caída económica del país será la menor en la región, según la Cepal

Organismo prevé para Paraguay una retracción del 2,3% del PIB, aunque es la menor variación negativa en la región. Pobreza alcanzará a 1.491.176 personas y pobreza extrema a 470.898.

En su Informe Especial 5 sobre el Covid-19, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de la ONU actualizó en la víspera sus previsiones con respecto al crecimiento de la región, la pobreza y la desocupación. El documento fue presentado por la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena.

El reporte de las Naciones Unidas indica que, debido a la crisis generada a partir de la pandemia, Paraguay registrará este año una caída del 2,3% del producto interno bruto (PIB). Si bien esta cifra se agudiza desde la estimación del -1,5% hecha en abril, nuestro país se mantiene como el de menor retracción económica en la región (ver la infografía).

Esta proyección de Cepal es la más baja hasta ahora. De acuerdo con reportes anteriores, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una contracción de 5%, mientras que el banco Itaú estimó un decrecimiento del 2,6%. El Banco Central del Paraguay (BCP), por su parte, mantiene hasta el momento su previsión de variación del PIB en -2,5%.

Estos resultados harán no solamente que se pierdan millones de empleos en Latinoamérica y en especial en los países de menor protección laboral, sino que influirán en un aumento en los índices de pobreza y pobreza extrema.

En ese sentido, el organismo dependiente de las Naciones Unidas indica que en Paraguay la pobreza aumentará del 19,4% registrado en 2019 al 20,9%, estadística que crece levemente en comparación al 20,3% estimado en mayo. La pobreza extrema, por su parte, cerraría este año con una tasa del 6,6%, frente al 6,2% registrado en 2019 y del 6,5% proyectado en mayo. Con estos índices, se puede calcular que al término del 2020 en el Paraguay habrá 1.491.176 personas en situación de pobreza y 470.898 en situación de pobreza extrema.

DATOS REGIONALES. En su informe publicado ayer, la Cepal pronostica que, dado que tanto el choque externo como el interno se han intensificado, la caída del PIB en América Latina será del 9,1%. En abril había estimado que la caída sería del 5,3%.

Con esta nueva previsión, la secretaria ejecutiva Bárcena señaló que el número de personas desocupadas llegaría a los 44,1 millones, con un cierre de unas 2,7 millones de empresas.

El documento plantea que la caída en la actividad económica es de tal magnitud que, al cierre de 2020, el nivel del PIB per cápita de América Latina sería similar al observado en 2010; es decir, habrá un retroceso de 10 años en los niveles de ingreso por habitante.

“Se prevé ahora un aumento también mayor del desempleo, que a su vez provocará un deterioro importante en los niveles de pobreza y desigualdad”, declaró la secretaria ejecutiva Bárcena.

Finalmente, la Cepal también proyecta una mayor desigualdad en la distribución de los ingresos: el índice de Gini se incrementaría entre un 1% y un 8%.

Embed

Recomienda asistencia y bonos para los más golpeados
En la parte final del documento presentado ayer, Cepal sugiere a los países de la región implementar de forma prolongada políticas asistenciales para hacer frente a la crisis.
El organismo recomienda poner en marcha medidas como un ingreso básico de emergencia a la población en pobreza y un bono contra el hambre para la gente en extrema pobreza, de modo a dar una asistencia mayor a los estratos más vulnerables.
Además, sugiere pensar en aumentar los plazos y periodo de gracia en los créditos concedidos a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), en políticas fiscales y monetarias más expansivas, así como en medidas de acceso al financiamiento en condiciones favorables.

Dejá tu comentario