Política

Cachito ni se animó a dirigir la sesión ayer

 

Hace una semana, el presidente del Congreso Óscar Cachito Salomón lanzaba una fuerte acusación contra su correligionario Juan Carlos Galaverna.

Había asegurado que el legislador percibía en forma mensual un monto de USD 100.000 de Horacio Cartes por “favores políticos”.

Con un discurso envalentonado, alegaba que tenía testigos y que iba a denunciar el caso abiertamente en la sesión ordinaria virtual de ayer.

Sin embargo, Cachito ni siquiera se animó a dirigir, y optó por mimetizarse entre los demás senadores, siguiendo la sesión virtual, encerrado desde su oficina del Senado.

Su vuelo rumbo a Corea recién estaba marcado para después del mediodía.

Durante la sesión, ningún colorado ni otro referente de la oposición hizo alusión a este tema, luego de que se habló de posibles sanciones e incluso pérdida de investidura. La mayoría prefirió aparentemente no meterse.

Supuestamente, Salomón iba a dar explicaciones de lo ocurrido a la vuelta de su viaje, que es por una semana.

El colorado Juan Darío Monges había alegado que quería escuchar su versión; mientras que Silvio Ovelar salió en defensa de Calé.

Blanca Ovelar también fue consultada, y no está dispuesta a meterse en el “pimponeo”.

Dejá tu comentario