22 may. 2024

Caazapá, San Pedro y Caaguazú son los departamentos más pobres del país

Casi la mitad de la población del sexto departamento es pobre y el 33% pasa hambre, según la última encuesta de la STP. El Gobierno apuesta a la alianza con el sector privado para reducir los índices.

Mapa-de-pobreza.jpg

La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) 2015 evidencia que Caazapá (47,89% de la población), San Pedro (44,89%), Caaguazú (40,07%), Concepción (37,62%) y Canindeyú (33,24%) son los departamentos con mayor índice de pobres (pobreza total), en relación con sus respectivas poblaciones. Dentro de la pobreza total se enmarcan las personas que no pueden comprar una canasta básica (alimentos y servicios esenciales), cotizada en G. 503.115 mensuales per cápita.

En el otro extremo, Presidente Hayes es el departamento con menor número de pobres (8,19%), seguido por Amambay (15,03%), Alto Paraná (15,85%), Central (16,30%) y Cordillera (19,86%).

En el total país, el 22,24% de los paraguayos está dentro de la línea de pobreza. Se traduce en 1.534.000 personas y de acuerdo con la Secretaría Técnica de Planificación (STP), hubo una reducción, ya que en el 2014 el índice fue de 22,57%.

Embed

En lo que hace a la pobreza extrema, Caazapá (33,54%), San Pedro (25,17%), Caaguazú (21,11%), Canindeyú (20,75%) y Concepción (17,96%) registran la mayor cantidad de indigentes, es decir, las personas que están pasando hambre. En el total país, el índice de pobreza extrema es de 9,97% (687.000 paraguayos). Menor al 10,47% registrado en el 2014. Los pobres extremos son los individuos que ni siquiera pueden acceder a comprar una canasta alimentaria básica, calculada en G. 314.700 per cápita.

EMPLEO, EL CAMINO. José Molinas, ministro de la STP, manifestó que el programa Sembrando Oportunidades tiene siete líneas de acción para reducir la pobreza en Paraguay. La primera es el diálogo entre los sectores público y privado, y la sociedad civil (instituciones educativas, culturales y prensa) para hacer de la lucha una causa nacional.

El segundo eje es identificar a las familias en situación de pobreza extrema, sobre todo en las áreas rurales para brindarles alimentación básica. El tercer elemento es facilitar el acceso a servicios sociales de calidad, como el programa de Tekoporã, servicios de salud, educación y agua potable.

El secretario de Estado aseguró que la forma más efectiva para que los ciudadanos tengan un sostenimiento en su alimentación es el acceso al trabajo. Por ende, la cuarta estrategia es darle un apoyo productivo efectivo, para lo cual se conformó el Consejo Público Privado. A través de la alianza, se dotará de capacitación y tecnologías a los productores, así como logística e identificación de mercado. Ya se inició un plan piloto para la producción y venta de manzanilla, dentro del cual están 700 familias de pobres extremos. Empresas de distintos rubros comprarán la hierba.

El quinto elemento es trabajar en el cambio de actitud con el fin de motivar a los pobladores para superarse. El sexto eje es dar un enfoque territorial para determinar las mejores oportunidades de cada región. La última línea de acción es el control y transparencia en el monitoreo de la gestión pública.

Embed

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.