Economía

Buen desarrollo y precios de la soja empujan a más ventas

 

Aunque aún no hay certezas de los rendimientos, las plantas de soja muestran un buen desarrollo en un escenario en que los precios vuelven a repuntar. Los productores esperan que los valores suban un poco más para cerrar nuevas ventas a futuro, pero con mayor cautela respecto a la campaña agrícola anterior, la cual terminó con multas por incumplimiento de contratos.

Gran parte de los sojeros ya cerraron contratos entre el 15 a 20% de su producción estimada con valores de USD 500 líquido para el productor -que significa una cotización de alrededor USD 540 en la Bolsa de Chicago.

Desde la siembra de setiembre hubo varias fluctuaciones en el mercado internacional, con repuntes que empujaron a terminar la semana con casi USD 530 por tonelada y todo apunta que si persiste la tendencia, en el campo se retomarán las ventas anticipadas en una etapa en que los cultivos se están desarrollando bien, aunque con algunos retrasos en el crecimiento debido a las atípicas bajas temperaturas.

“El mercado está regularmente positivo y los productores están animados con lo que está viniendo”, refirió el vicepresidente de la Asociación de Productores de Soja, Karsten Friedrichsen.

En los años anteriores, las ventas a futuro llegaban a un 60%, pero el dirigente considera que en esta ocasión el comercio anticipado se reducirá a la mitad, debido a la precaución que están tomando los sojeros en la campaña 2022-2023. Este comportamiento responde a la incertidumbre que todavía hay sobre el rendimiento de los granos, pues los agricultores ya no están dispuestos a comprometer cargas basándose en su optimismo, pues queda un mes y medio para determinar el éxito de una producción muy dependiente del clima.

Por otro lado, muchos de los propietarios de cultivos extensivos deberán reservar volúmenes que entregarán a los silos como forma de pago de multas y recargas por los contratos que incumplieron en la zafra pasada como efecto de la pérdida de sus rendimientos por la sequía. Como en ese momento no disponían de capital para enfrentar estas sanciones, firmaron nuevos acuerdos que le permiten pagar sus deudas con la nueva cosecha.


Producción de Brasil es clave
Tras las subas y bajas de las últimas semanas, la cotización de la soja repuntó a poco más de USD 528 por tonelada. Aunque se prevé un bajo stock en Estados Unidos que puede influir en el mercado, la producción sudamericana, en especial la de Brasil, juega un papel muy importante en la formación de precios.
El país vecino estima una producción récord de 150 millones de toneladas y exportaciones por casi 93 millones de toneladas, según explicó Federico Morixe, asesor en agrofinanzas; la falta de lluvias no está acompañando las perspectivas y como hay dudas con la oferta, hay un impulso hacia la suba de precios.

Dejá tu comentario