Sociales

Breves

 


El jugoso negocio de la Gaviota
A casi dos años de haberse terminado el gobierno de Enrique Peña Nieto, aún siguen surgiendo corruptelas relacionadas con el ex presidente o su círculo más cercano. Es el caso de su ex esposa Angélica Rivera y de su hermana Adriana. Información publicada este martes en la columna del diario El Universal, revela que a través de Actidea, SA de CV, empresa fundada en 2005 y especializada en la organización de eventos, Adriana Rivera operaba para que los socios de esa compañía aparecieran como los contratistas y cobraran los pagos del erario federal que compartían con las hermanas Rivera. Actidea, propiedad de Eduardo Gama y de Alfredo Gatica, recibió contratos millonarios que le otorgaban todas las dependencias del gobierno federal, empezando por Los Pinos, para la realización y organización de los eventos importantes del presidente, las secretarías y organismos públicos. La mayor parte de estos contratos se hacían sin licitación y por adjudicación directa.

George deberá devolver un obsequio
Malta quiere recuperar un fósil de diente de tiburón que le fue regalado al bisnieto de reina Isabel II, el príncipe George, por el veterano locutor y naturalista Sir David Attenborough. A sus siete años de edad el futuro rey de Inglaterra recibió una pequeña lección de política internacional por este obsequio que, este fin de semana, le entregó el reconocido ambientalista durante su visita a los duques de Cambridge en Kensington.
Las fotografías compartidas por el Palacio mostraban al hijo mayor del príncipe William y Kate Middleton encantado con el diente de un tiburón prehistórico encontrado por Attenborough durante unas vacaciones en Malta en los años 60, pero no hicieron demasiada gracia en la isla, colonia británica hasta 1964. A modo de agradecimiento por la invitación real, Attenborough decidió obsequiárselo a George, sin embargo, el gobierno maltés pidió que los duques de Cambridge devuelvan el diente de tiburón gigante.

Dejá tu comentario