Mundo

Brasil supera las 40.000 muertes y 800.000 contagios por Covid-19

Hoy podría superar al Reino Unido (41.279 muertos), como el segundo país con más fallecidos por Covid-19. El país firmó un convenio para producir una vacuna con un laboratorio chino.

Brasil confirmó 1.239 nuevos decesos por coronavirus en las últimas 24 horas, con lo que el total de fallecidos llega a 40.919, mientras que los infectados superan ya los 800.000, según informó este jueves el Ministerio de Salud.

De acuerdo con el boletín divulgado por la cartera, el gigante suramericano, uno de los epicentros de la pandemia, volvió a registrar más de 1.000 muertos diarios, además de contabilizar 30.412 nuevos contagios en las últimas 24 horas, lo que elevó el número total de casos a 802.828.

Los números confirman el acelerado ritmo de propagación del Covid-19 en Brasil, el segundo país del mundo con más contagiados, detrás de Estados Unidos, y que se acerca a la segunda posición también en número de muertos, actualmente ocupada por el Reino Unido.

Según el Ministerio, 416.314 pacientes que tuvieron diagnóstico positivo para el Covid-19 siguen bajo acompañamiento médico, mientras que 345.595 personas ya están recuperadas de la enfermedad y fueron dadas de alta.

La región Noreste, conformada por nueve de los 27 estados del país, se confirmó como la región con más casos de coronavirus, al alcanzar 284.127 infectados y 12.998 decesos.

Sin embargo, el Sureste brasileño sigue liderando en número de muertes y contabiliza unos 281.000 contagiados y 18.901 fallecidos.

El estado de Sao Paulo, el más populoso del país con unos 46 millones de habitantes y epicentro de la pandemia en Brasil, superó la barrera simbólica de 10.000 muertos por el Covid-19, en unos momentos en que prosigue con la desescalada y reapertura.

Río de Janeiro, también en el sureste, es el segundo estado más golpeado por el coronavirus, con 7.363 fallecidos y más de 75.000 casos, seguido de Ceará, en el noreste, que tiene 4.663 decesos y unos 74.000 infectados.

DESESCALADA. Pese a la creciente propagación del Covid-19 en Brasil, diversos estados y ciudades han dado seguimiento al proceso de desescalada y, este jueves, São Paulo y Río de Janeiro, dos de las principales capitales del país, han reabierto sus centros comerciales. La flexibilización de las cuarentenas en prácticamente todo el país ha desatado críticas por parte de expertos y científicos, que alertan que el pico de la curva de contagios aún no ha llegado y que la red pública de salud de varias regiones corren riesgo de colapsar.

En el estado de Ceará, que superó este jueves a China en número de muertos y tiene una de las situaciones más críticas del país, un 75,8 % de las camas en unidades de cuidados intensivos están ocupadas, una cifra que se repite en varias regiones.

VACUNA. El jueves, el gobernador de São Paulo, João Doria, anunció que el estado, a través del Instituto Butantan, participará en los test y producción de una potencial vacuna contra el coronavirus, en asociación con el laboratorio chino Sinovac Biotech.

Doria precisó en una rueda de prensa que los ensayos clínicos de la tercera y última etapa de la vacuna tendrán inicio en julio y serán realizados en 9.000 brasileños voluntarios.

En caso de que los resultados sean positivos, la vacuna podría estar disponible para la fabricación en una escala masiva a finales del primer semestre de 2021.


Protesta en Río
El jueves por la mañana, en la famosa playa de Copacabana, uno de los lugares más turísticos de Río de Janeiro, la ONG Río de Paz cavó simbólicamente un centenar de tumbas en la arena para homenajear a los muertos por coronavirus y protestar por la "incompetencia" de las autoridades brasileñas. "Estamos aquí para reclamar un cambio de actitud del presidente de la República, que debe entender que nuestra nación enfrenta el momento más difícil de su historia", declaró a la AFP Antonio Carlos Costa, el presidente de la ONG. AFP

Dejá tu comentario