Mundo

Boris Johnson, debilitado ante la rebelión en sus filas

 

El primer ministro británico, Boris Johnson, debilitado por el escándalo de las fiestas del gobierno durante el confinamiento, sufrió un nuevo revés ayer, cuando varios diputados de su partido dieron un paso adelante para poner fin a su permanencia en el cargo.

La más sonora fue la decisión del diputado conservador Christian Wakeford de unirse a la oposición laborista. “Usted y el Partido Conservador se han mostrado incapaces de mostrar el liderazgo y el gobierno que este país se merece”, dijo el diputado, en un mensaje leído por otro parlamentario.

El líder laborista Keir Starmer mostró al nuevo diputado en la bancada de su partido y acusó al primer ministro de defender lo indefendible. Pero, tras haber multiplicado las disculpas y haberse mostrado apenado en televisión en los últimos días, el dirigente conservador se mostró muy combativo ayer ante los diputados. Durante la sesión en el parlamento, que generó un total de 5 llamados a su dimisión, defendió su política, atacó a la oposición y anunció también la eliminación de parte de las restricciones anti-Covid. Johnson, de 57 años y en el poder desde 2019, está en el ojo del huracán tras las revelaciones de las fiestas organizadas en Downing Street cuando el Reino Unido vivía un estricto confinamiento. AFP

Dejá tu comentario