Mundo

Biden pide a Putin rebajar tensiones y propone cumbre

 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió el martes a su homólogo ruso, Vladímir Putin, “reducir” las crecientes tensiones con Ucrania y propuso una cumbre entre los dos líderes en un tercer país.

En una llamada telefónica con Putin, Biden “expresó nuestra preocupación por la repentina concentración militar rusa en la Crimea ocupada y en las fronteras de Ucrania, y pidió a Rusia reducir las tensiones”, dijo la Casa Blanca.

“El presidente Biden reafirmó su objetivo de construir una relación estable y predecible con Rusia consistente con los intereses de Estados Unidos, y propuso una cumbre en un tercer país en los próximos meses para discutir el abanico completo de problemas que enfrentan Estados Unidos y Rusia”, según un comunicado.

La cumbre sería entre Putin y Biden, quien asumió el cargo en enero prometiendo una línea más dura con Rusia, tanto por su supuesta interferencia en las elecciones estadounidenses como por el trato al líder opositor Alexei Navalni.

Gorbachov. El último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, llamó a Putin y a Biden, a celebrar cuanto antes la cumbre para normalizar las relaciones. “Saludo la propuesta del presidente de EEUU, Joe Biden, sobre la celebración de una reunión ruso-estadounidense al más alto nivel”, comentó Gorbachov. El ex mandatario, que cumplió en marzo 90 años, recordó que “en muchas ocasiones” ha exhortado a los mandatarios de ambas superpotencias a reunirse, ya que “solo así se puede empezar a construir unas nuevas relaciones bilaterales”.

“Más aún cuando nuestros países ya tienen experiencia. Me refiero a mis reuniones con el presidente (de EEUU, Ronald) Reagan en Ginebra y Reikiavik”, señaló.

Subrayó que “no hay tiempo que perder” y es necesario “actuar sin demora, impartir las correspondientes órdenes a los embajadores y ministros de Exteriores para comenzar los preparativos”.

Putin y el antecesor de Biden, Donald Trump, se encontraron en Finlandia en 2018, cuando el ex presidente estadounidense causó furor al parecer aceptar las negaciones del líder ruso sobre la intromisión electoral de Moscú en 2016.

CONFLICTO. Ucrania ha estado luchando contra los separatistas prorrusos desde 2014, cuando Moscú anexó Crimea. Kiev y sus aliados occidentales acusan a Rusia de enviar tropas y armas para apoyar a los separatistas, lo cual Moscú niega.

El conflicto, que se ha cobrado más de 13.000 vidas, se ha intensificado, y los enfrentamientos estallan regularmente y socavan un alto el fuego en negociado en 2020.

Estados Unidos dijo que el número de tropas rusas en la frontera con Ucrania está en su nivel más alto desde 2014.

Rusia anunció el martes “ejercicios de entrenamiento” en la zona en respuesta a lo que calificó de acciones “amenazantes” de la OTAN.

Más temprano, el secretario general de la alianza transatlántica, Jens Stoltenberg, le dijo a Rusia que ponga fin a su concentración militar “injustificada, inexplicable y profundamente preocupante” cerca de Ucrania.

El martes, el ministro de Relaciones Exteriores de Kiev, Dmytro Kuleba, mantuvo conversaciones con Stoltenberg y el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en Bruselas.

Las relaciones entre Moscú y Washington están en su punto más bajo, empañadas por desacuerdos sobre numerosos asuntos de Ucrania a Siria, acusaciones de injerencia electoral, espionaje y ciberataques.


Apoyo
Texto

Dejá tu comentario