Interior

Bajo la lupa de la Fiscalía, conflicto de ocupación de tierras en Itakyry

El conflicto se da tras la reubicación de indígenas en una finca reclamada por personas con títulos del Indert. Campesinos están en litigio con el Indi por la supuesta superposición de documentos.

Las denuncias están relacionadas a un conflicto por tierras entre campesinos y nativos de la comunidad Ka’a Poty, en la colonia del Indert denominado Tape Yke, del distrito de Itakyry, de Alto Paraná, en el que se menciona la instigación por parte de políticos, según las denuncias.

Tras una denuncia ante la Fiscalía de Minga Porã, el fiscal general adjunto Humberto Rossetti conformó un equipo de fiscales. Designó a los fiscales Carlos Almada, Olga Melgarejo, Natalia Montanía y Alfredo Acosta Heyn, para investigar el hecho.

Pobladores de la colonia Tape Yke están en litigio judicial con el Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) por un caso de supuesta superposición de títulos. Los nativos de la comunidad Ka’a Poty, fueron instalados por orden judicial en las fincas reclamadas por cuatro propietarios, con títulos del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).

Los pobladores tienen juicios pendientes con relación a la posesión, recurso de amparo constitucional y títulos de propiedad. El sector fue colonizado por el Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (IBR), actual Indert, mientras que el Instituto del Indígena había comprado 1.364 hectáreas, sostiene que los inmuebles forman parte de dicha adquisición.

CASO. Los afectados denunciaron por usurpación de funciones públicas a Lea Eva Schwartzmann, a Rosa María Bogarín, a las abogadas Milena Eliana Pereira Fukuoka, Mara Lezcano, Nilda Sosa y la lideresa Marta Díaz de Goncalvez, ante el Ministerio Público.

Paralelamente, el intendente municipal Carlos Miguel Soria también está apoyando con materiales de construcción a los nativos, que habían sido establecidos en inmuebles ocupados por Pedro Torras, Alberto Notto y Cayo Alfonso, denunció la abogada Michelle Betancourt.

Los nativos fueron reubicados en el mismo sector, del cual fueron expulsados por una orden judicial firmada por la jueza Ana Giménez, en el marco de un juicio civil. Pero, la jueza de la capital, Alejandra Magalí Zavala Ríos, dictó una medida cautelar, por lo que fueron reubicados en el sitio.

La comisión de Pueblos Indígenas del Senado, bajo la presidencia del senador Fulgencio Kencho Rodríguez, realizó comunicados denunciando supuestos atropellos a tierras ancestrales de los nativos del Alto Paraná, mientras que la situación real es que son tierras afectadas por superposición de títulos de propiedad, entre el Indi y el Indert, según la denuncia de los vecinos de la colonia Tape Yke.

“Ellos envían a los funcionarios del Senado a acompañar a los nativos a invadir las tierras, antes que el caso se resuelva judicialmente. También la Secretaría de Emergencia Nacional que envío colchones y materiales de construcción a los indígenas”, afirmó la abogada Betancourt.

La última denuncia presentada contra los nativos es la quema de una reserva boscosa y un campo mecanizado, registrado el domingo pasado.

Dejá tu comentario