Economía

Azpa dice que perdió contratos por la pulseada en precio de caña de azúcar

El conflicto iniciado por grupos de cañeros en protesta por el precio del producto en el Guairá, especialmente en la zona del Tebicuary, donde opera el principal ingenio Azucarera Paraguaya (Azpa), ya está dejando secuelas no solo para la empresa, sino para toda la cadena vinculada a esta actividad en la región, según explicó ayer el presidente de la empresa, Conrado Hoeckle.

Si bien ya empezó la molienda de materia prima, el ingenio azucarero arrastra los efectos del boicot de grupos de cañeros ajenos a su plan de compra, que exigen el pago de un precio mayor por la caña de azúcar.

Hoeckle manifestó que con el retraso, derivado del conflicto que le impidieron trabajar, los costos de producción se elevaron y se retrasó la zafra; la zona de cañeros perdió importantes clientes, como Paresa (Coca-Cola), Bebidas del Paraguay (Pulp) y de industrias lácteas que decidieron comprar de un ingenio ubicado en la frontera con Brasil.

SIN CAÑEROS. De acuerdo con los informes recabados, el ingenio a que se refirió el presidente de Azpa se llama Inpasa y está ubicado en el distrito Nueva Esperanza, de Canindeyú, ya cerca de Alto Paraná. El propietario es el brasileño José Cougart López, quien reside en Foz de Yguazú.

Hoeckle refirió que con la migración de los citados clientes alrededor cincuenta mil toneladas de azúcar, equivalente a unas seiscientas mil toneladas de caña del Guairá, no se van a moler.

"Ya no se puede hacer nada porque se perdieron esos clientes. Al perder dos meses, y con la pretensión del precio que se exige, eso impide que podamos competir con este ingenio, que está dando a un precio bastante inferior que para nosotros no cubre ni los 160 mil guaraníes por tonelada de caña de azúcar que estamos pagando", remarcó.

Añadió que lo lamentable es que el sector social es el afectado en este caso, a partir de que el ingenio del brasileño no compra de cañeros, ya que produce su propia caña dulce.

Estimó que la citada cantidad de caña de azúcar, que no será más procesada para abastecer a las conocidas industrias de bebidas gaseosas, es lo que cosecharían 500 productores pequeños de 5 hectáreas de caña de azúcar cada uno.

El empresario de Azpa destacó el hecho de que, en esta coyuntura, el que decidió seguir apostando por Azpa y el Guairá es la fabricante de gaseosas Pepsi. "Tenemos que reconocer y agradecer, porque de alguna manera Pepsi está contribuyendo como industria nacional a mantener un montón de puestos de trabajo en la zona, mientras las otras pasaron a comprar del ingenio del brasileño". Puntualizó que no sabe quién absorberá esta merma derivada de la comercialización, porque no se puede comprar caña sin tener dónde colocar el azúcar.

Subrayó que no se le puede forzar a la Coca Cola, Pulp y las industrias lácteas a que paguen un precio más alto por el azúcar convencional, cuando le están ofreciendo mejor precio en otro lado. "Entonces, por llamarlo de alguna manera, los guaireños ya perdieron Coca Cola y Pulp a manos de un ingenio que está en la frontera con el Brasil" , sentenció.

Azpa proveía una 50.000 toneladas al mes de azúcar a las embotelladoras de bebidas gaseosas. Coca-Cola prácticamente recibe en torno al 70% de este volumen, según fuentes del sector, mientras que Pulp y Pepsi lo restante.

El conflictó azucarero llegó a su punto más alto el lunes, cuando el presidente Federicio Franco acusó a los ingenios de ser quienes organizan el contrabando de azúcar.

Crisis en el negocio del azúcar

Mientras la centenaria azucarera del Guairá enfrenta bloqueo de ciertos cañeros que retrasan su zafra y plan de trabajo, un ingenio brasileño se llevó los contratos con conocidas embotelladoras de gaseosas.

EL INGENIO DE FRIEDMANN ANALIZA SU REAPERTURA

Por Juan Gayoso

VILLARRICA

Intendentes municipales del Guairá, representantes de los cañicultores, autoridades locales y departamentales se reunieron alrededor del mediodía de ayer en la sede de la Gobernación en Villarrica.

El actual diputado Rodolfo Max Friedmann Cresta, directivo de la Azucarera Friedmann, de Villarrica, dijo que estaría viendo la posibilidad de que el ingenio azucarero local pueda operar este año para tratar de brindar parte de la solución a los cañicultores que no está pudiendo entregar sus productos en Azpa, debido al desacuerdo en relación al precio de la caña dulce.

Por otro lado, durante el encuentro se ha decidido continuar con la manifestación pacífica en las adyacencias de la Azucarera Paraguaya, de Tebicuary, con el objetivo de forzar que la referida acceda a negociar el monto a ser pagado por la caña dulce.

Por su parte, Conrado Hoeckle, titular de Azpa, dijo ayer que no fueron invitados a esta reunión y solo reclaman el derecho legal de trabajar.



Dejá tu comentario