Política

Audiencias: Candidatos subrayan necesidad de cambios en la CSJ

 

El Consejo de la Magistratura (CM) inició ayer las audiencias públicas de los candidatos a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) con las exposiciones de Gustavo Abraham Auadre Canela y Raúl Fernando Barriocanal Feltes, y las ausencias por enfermedad de José Francisco Appleyard Herrero y Darío Ramón Caballero Bracho.

El consejo informó al finalizar el puntaje de cada uno de los postulantes respecto a su exposición y respuesta a las preguntas realizadas por el Tribunal de Honor, donde Auadre Canela obtuvo 16,75 puntos y Barriocanal Feltes 18,43 puntos, de un tope de 20 puntos.

Las pautas de evaluación se dan bajo los criterios de forma y de fondo, evaluándose si se expresa con fluidez y coherencia, respetando el tiempo, así como el tema, su lógica, originalidad, entre otros.

EXPOSICIÓN. Durante la exposición de Auadre Canela, quien es actualmente miembro del Tribunal de Apelación Penal Adolescente de Capital, habló de los progresos que ha tenido el sistema de justicia en los últimos tiempos, y subrayó la necesidad de aumentar mecanismos de control para luchar contra la mora judicial.

“Se han tenido avances mediante los controles que se realizan a los órganos jurisdiccionales obteniéndose 128.959 acuerdos y sentencias, 335.431 autosinterlocutorios en el periodo enero-octubre, se realizaron 3.512 juicios orales, y en la Justicia de Paz se dieron 55.508 sentencias y 101.092 autosinterlocutorios. Esto no ha tenido precedente en años anteriores, pero aún así existen bolsones retardatarios sobre los cuales habría que tener mayor control, y esto corresponde a las auditorías de gestión”, señaló Audre.

Respondió, entre otros puntos, sobre los problemas judiciales en casos de contrabando, señalando que el sistema actual da primero a la Dirección Nacional de Aduanas la potestad de calificar el hecho en un dictamen, una forma de prejudicialidad de orden administrativo.

INDEPENDENCIA. Por su parte, durante su exposición, Barriocanal Feltes dijo que la Justicia fue mejorando, pero que requiere aún tiempo y trabajo, subrayando la falta de vocación de servicio de algunos magistrados y otros funcionarios del sistema de justicia, así como también cuestionó las injerencias.

El mismo fue magistrado entre los años 1994 y 2002, y ejerce la profesión de abogado en la actualidad.

“El Poder Judicial debe ser un poder técnico y no el resultado de pactos o acuerdos políticos, ese es el ideal del Poder Judicial, a eso debemos llegar y sobre eso tenemos que trabajar, porque estos problemas subsisten hasta hoy y creo que es por una falta de control. Las esferas de control del Poder Judicial no dirigen, no se esmeran en llegar a ese control especializado a cada uno de los juzgados que debe dar una respuesta al justiciado”, expresó.

Detalló que, como abogado, al iniciar un proceso, demora por lo menos un mes en tener una primera providencia, lo cual calificó de una forma de desidia en la justicia paraguaya.

Cuestionó también aspectos del Código de Ética del Poder Judicial, como por ejemplo el hecho de que deben estar ambas partes para poder hablar con el juez, lo cual en la práctica dificulta las audiencias.

Respecto a la ética de los magistrados, cuestionó las llegadas tardías a sus despachos, la falta de equilibrio en el trato a las partes, la morosidad en los expedientes y la priorización de otras actividades, como la docencia.

Dejá tu comentario