Política

Así como Fretes, Llanes tampoco quiere renunciar a su cargo en CSJ

Ante el exhorto de renuncia que hizo la Cámara de Diputados, a través de un proyecto de declaración, que estaba dirigido a los ministros de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Antonio Fretes y Carolina Llanes, está última manifestó ayer su rechazo al pedido de la Cámara Baja de renunciar al cargo porque no cometió tráfico de influencia, tal como su colega, que también ya expresó que tampoco va renunciar.

Es decir, no descartó que sean propiedad del ministro Antonio Fretes, quien se niega a dejar su cargo, pese a los pedidos de sus colegas, parlamentarios y movimientos sociales de la sociedad civil, y que sea con fines electorales.

“Porque esto está en medio de una guerra política. La contienda política utiliza estos instrumentos”, afirmó.

“Se aprovechan de la coyuntura y sobre datos concretos de la realidad, se arma una historia falaz en la cuál me quieren involucrar y condenar ya políticamente a una supuesta situación de traficante de influencia, cosa que jamás he hecho”, admitió en una entrevista con Radio Monumental 1080 AM.

Respecto al supuesto tráfico de influencia que le acusan los parlamentarios, la ministra dijo que si bien tiene un hijo que es abogado litigante, ella no está metida “en ninguna rosca ni esquema extorsivo” en la Justicia.

En ese sentido, Llanes explicó que su caso es no es similar al de su colega, el ministro Antonio Fretes, presidente de la Corte con permiso, afirmando que no está involucrada en aprietes en la Justicia.

“Carolina Llanes, más allá de que tenga un hijo que litiga en la profesión, no está metida en ninguna rosca ni esquema extorsivo que pretenda lucrar con la sentencia o con las decisiones que se toman dentro del Poder judicial”, argumentó.

La ministra señaló que su hijo ya había empezado a litigar tiempo antes de que ella pasara a ser miembro de la máxima instancia judicial y en ese sentido, resaltó que “siempre se separó de los casos en los que litigó su hijo o del estudio de abogados con el que trabaja”.

“Yo no manejo en detalle los casos ni el contenido de cada uno de ellos (los casos que defiende su hijo) por lo que esa aseveración de que yo pudiera tener alguna influencia en los resultados es absolutamente falaz”, afirmó Llanes.

Sobre el punto, remarcó que las denuncias de sus supuestas influencias en el Poder Judicial para obtener resultados favorables en las causas que defiende su hijo Álvaro Rojas Llanes son en busca de posicionarla en la misma posición de su colega Antonio Fretes.

“Se monta una historia con datos de la realidad y se monta un escenario ficticio, una falacia, para ponerme en un mismo pié de igualdad de otros que sí se dedicaron a eso”, expresó.

También explicó que los diputados se toman de esos datos reales, que son las representaciones legales en que oficia su hijo abogado, para iniciar una persecución política contra ella.

“Desde que llegue al Poder Judicial he cumplido con mi compromiso”, resaltó, alegando que ella no puede entrometerse en la vida privada de su hijo, que “es una persona adulta, tiene su familia y tiene que trabajar”. Por último, fustigó contra los medios que realizan publicaciones maliciosas en su contra.

Más allá de que tenga un hijo que litiga en la profesión, no estoy metida en ninguna rosca ni esquema extorsivo. Carolina Llanes, ministra de la Corte.

Dejá tu comentario