Mundo

Argentina negocia su deuda con los acreedores privados

 

El ministro argentino de Economía, Martín Guzmán, inició en Nueva York una ronda de conversaciones preliminares con acreedores privados a fin de renegociar la deuda del país, informó la prensa en Buenos Aires.

El Gobierno del presidente Alberto Fernández no formuló ningún comentario ni hubo comunicado oficial sobre los encuentros. Tampoco fueron mencionados los nombres de los grupos de bonistas que participaron de las tratativas.

La prensa local asegura que Fernández dará a conocer en los primeros días de marzo una propuesta de reestructuración de capital, intereses y plazos de pago de la deuda con inversionistas privados bajo legislación extranjera y local, estimada en más de 120.000 millones de dólares.

COMPROMISOS. El monto global de los compromisos de la nación sudamericana alcanza a los 323.000 millones de dólares, de los cuales 44.000 millones fueron contraídos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), según el último informe del Banco Central.

Los restantes volúmenes de deuda están en poder de organismos oficiales en Argentina.

Fernández ha reiterado la postura argentina desde que asumió hace casi 3 meses: “Argentina tiene la voluntad de pagar (la deuda) pero carece de los medios para hacerlo”.

La deuda global representa más del 90% del producto interno bruto (PIB) y la economía lleva casi dos años de recesión, con incremento de la pobreza, el desempleo y la inflación.

Macri. El Gobierno responsabiliza por la crisis al aumento del endeudamiento durante la presidencia de Mauricio Macri (2015-19). Desde su asunción, Macri tomó deuda por más de 100.000 millones de dólares hasta que en abril de 2018 los mercados financieros le cerraron la puerta por temor a un default.

Macri solicitó entonces el apoyo del FMI para salir del ahogo de las finanzas y logró un préstamo stand by por 57.000 millones de dólares que Fernández considera impagable en las condiciones pactadas.

Fernández pidió al FMI suspender el giro de los 13.000 millones de dólares que faltaban desembolsar. “No podemos tomar ni un dólar más de deuda”, explicó.

El FMI consideró “muy productiva” una reunión que mantuvo el lunes en Washington con Guzmán.

El organismo multilateral admitió el 19 de enero que así como está la deuda argentina “no es sostenible” y pidió colaboración a los bonistas para salir de la crisis.

El Fondo Monetario Internacional consideró que otro ajuste fiscal como el que se aplicó hasta ahora “no es económicamente ni políticamente factible”.

Dejá tu comentario