Mundo

Anticuerpos perduran hasta 12 meses y aumentan con vacunas

 Un equipo internacional de científicos comprobó que los anticuerpos que el organismo genera en respuesta al SARS-CoV-2 siguen evolucionando durante un periodo de 6 a 12 meses.

Los anticuerpos que se generan como respuesta frente a la infección por el SARS-CoV-2 perduran entre los seis y los doce meses después del contagio, protegen contra las diferentes variantes que circulan e incluso se potencian con las vacunas.

Lo ha comprobado un equipo internacional de científicos liderado por el estadounidense Michel Nussenzweig, jefe del Laboratorio de Inmunología Molecular de la Universidad Rockefeller e investigador del Instituto Médico Howard Hughes, y los resultados aparecen publicados en la última edición de la revista Nature, que apareció el lunes.

Los investigadores han comprobado que los anticuerpos continúan evolucionando durante un periodo de 6 a 12 meses y que se potencian cuando la persona que sufrió la infección recibe la vacuna, por lo que han concluido que la inmunidad frente al Covid-19 podría ser duradera.

Michel Nussenzweig y sus colegas analizaron, hasta llegar a esas conclusiones, las muestras de sangre de 63 personas que se habían recuperado de la covid-19 en el año anterior.

De ellas, 26 habían recibido ya al menos una dosis de las vacunas de Moderna o de Pfizer-BioNTech, y comprobaron que entre los 6 y los 12 meses después la gama de anticuerpos producidos había aumentado tanto en alcance como en potencia.

Posteriormente, cuando los individuos fueron vacunados, pasaron a producir anticuerpos “altamente eficaces” contra las diferentes variantes que circulan ya del SARS-CoV-2.

Un año después de la infección, la actividad neutralizadora contra todas las formas del virus incluidas en este estudio era menor entre las personas que no habían sido vacunadas que en las que sí lo habían sido.

Esto, según los resultados de la investigación, sugiere que la vacunación aumenta la inmunidad en quienes ya han padecido la enfermedad.

VARIANTE DELTA. Haber recibido dos dosis de las vacunas Pfizer/BioNTech o AstraZeneca/Oxford protege eficazmente de una hospitalización a causa de la variante Delta del coronavirus, identificada inicialmente en India, señaló el lunes un estudio de las autoridades sanitarias de Inglaterra.

Según esta investigación de Public Health England (PHE), recibir dos dosis de Pfizer/BionTech protege un 96% contra las hospitalizaciones debidas a la variante Delta, mientras que Oxford/AstraZeneca ofrece una eficacia del 92%.

Se trata de “resultados comparables a la eficacia de la vacuna en la prevención de la hospitalización relacionada con la variante Alfa”, aparecida en diciembre en Inglaterra.

Del 12 de abril al 4 de junio, el referido estudio analizó los casos de 14.019 personas que contrajeron esta variante, de las cuales 166 fueron hospitalizadas.



Inglaterra retrasa reapertura
El Gobierno británico retrasó cuatro semanas, del 21 de junio al 19 de julio, la fase final de su plan de desconfinamiento en Inglaterra, a fin de evitar una tercera ola de la pandemia impulsada por la contagiosa variante Delta del coronavirus, dominante ahora en el Reino Unido.
El primer ministro británico, Boris Johnson, sostuvo que es “sensato (...) levantar el pie del acelerador” para dar más tiempo a que avance el plan de vacunación, que aspira a haber ofrecido una primera dosis a todos los adultos a finales del próximo mes.
Actualmente, 29,97 millones de personas han sido inmunizadas ya con dos dosis, un 56,9% de la población adulta, mientras que 41,7 millones, el 79,2%, han recibido la primera. Ante la demostrada efectividad de las vacunas, tanto Pfizer/BioNTech como Oxford AstraZeneca, para prevenir las hospitalizaciones por la variante Delta, Johnson dijo que el Gobierno revisará la situación dentro de dos semanas y podría reconsiderar su decisión.

Dejá tu comentario