Política

Añetete operó para negociar mesa directiva del Senado

 

El tratamiento de la pérdida de investidura del liberal llanista Dionisio Amarilla fue el marco que Colorado Añetete, liderado por el presidente Mario Abdo Benítez, usó para operar y modificar el acuerdo que tenía con el sector llanista en torno a la mesa directiva.

La actitud dubitativa del presidente, quien al final liberó los votos para la pérdida de investidura, más la abierta defensa del titular del Congreso, Silvio Ovelar, y su par Enrique Bacchetta, al senador llanista, apuntaba a lograr que Óscar Cachito Salomón pudiera ser el próximo presidente del Congreso.

Hubo fuertes críticas porque Marito no bajó línea y liberó los votos de los senadores oficialistas, pese a pregonar su discurso del “caiga quien caiga” ante los casos de corrupción.

El propio Abdo Benítez había reconocido que había un acuerdo con el llanismo para la conformación de la mesa directiva que se renueva antes de fin de mes.

Hasta la semana pasada, en Añetete señalaban que iban a respetar aquel acuerdo que en el 2018 llevó a la presidencia del Congreso a Ovelar. En retribución, iban a apoyar a un llanista: Blas Llano o Blas Lanzoni para la presidencia este año. Pero con el escándalo de tráfico influencias que al final tumbó a Amarilla cambió el tablero político.

Desde el oficialismo buscaron dar una mano a Amarilla a cambio de que la presidencia del Congreso se le dé a Salomón.

Sin embargo, el plan se truncó, luego de que en Diputados empezaron a rechazar la idea de llevar nuevamente al cartista Pedro Alliana como presidente de ese cuerpo legis-lativo. Ante esto, inmediatamente, senadores de Honor Colorado se adelantaron a la jugada y le bajaron el pulgar a Amarilla cerrando filas en torno a la pérdida de investidura y dejando en off side a Marito y su sector, que hasta último momento buscó ganar tiempo antes de llevar a votación la situación de Amarilla.

El mismo Ovelar operó abiertamente a favor de Amarilla. Inclusive, votó en contra de la pérdida de investidura. También Bacchetta pidió aplazar el tema. Solo Blanca Ovelar y Martín Arévalos expresaron públicamente que votarían por la pérdida de investidura.

Dejá tu comentario