Economía

ANDE acuerda elevar tope a pagos extras, pero espera OK de la PGR

Autoridades y sindicatos de la entidad acordaron rever topes para algunos beneficios, pero Consejo de Empresas Públicas pidió dictamen a la Procuraduría. La última palabra la tendrá el EEN.

Tras varias semanas de negociaciones, las autoridades de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) terminaron cediendo ante la presión de los sindicatos y pidieron ayer al Consejo de Empresas Públicas rever los topes impuestos por el Gobierno a ciertos pagos salariales extras.

El secretario ejecutivo del Consejo, Elvio Brizuela, informó que los representantes de la eléctrica estatal defendieron la vigencia del contrato colectivo de trabajo y remarcaron que los límites decretados por el Ejecutivo chocan con derechos adquiridos de los empleados. En concreto, añadió, la ANDE pide elevar los topes a la subvención por reposo médico, ayuda escolar y subsidio alimenticio.

El funcionario dejó en claro que la postura del Consejo es no volver a pagar los montos actuales, por lo que se decidió derivar el acuerdo a la Procuraduría General de la República (PGR) para analizar la viabilidad legal y la razonabilidad.

La PGR deberá elevar su dictamen, en nombre del Consejo de Empresas Públicas, en estos días al Equipo Económico Nacional (EEN), instancia que finalmente tomará una decisión sobre la eventual revisión del tope a los sobresueldos en ANDE. No obstante, Brizuela no quiso anticipar una fecha para la resolución.

“De por sí ya no volveremos a los pagos de antes, se va a respetar lo que dice el decreto reglamentario (del Presupuesto). Lo que se analizará es la viabilidad de ampliar los topes, pero esa decisión quedará en manos del Equipo Económico”, expresó.

Otros casos. El secretario ejecutivo del Consejo adelantó que en los próximos días se volverán a reunir para analizar los casos de las demás compañías estatales como Petropar, Dinac e INC, entre otras.

Resaltó que la prioridad de análisis fue la ANDE por la cantidad de pagos extras que realiza cada año, pero a medida que las demás empresas lleguen a consensos con sus sindicatos, los acuerdos serán puestos a consideración de la Procuraduría y posteriormente del EEN.

En la reunión realizada a inicios de mes, el Ministerio de Hacienda ya había abierto la posibilidad de establecer excepciones a los topes en casos de cuadrillas operativas o funcionarios que realizan labores riesgosas. No obstante, la cartera remarcó que si se decide ampliar el límite en casos especiales, los pagos no se darán de forma desmedida como actualmente.

Los sindicatos, a su turno, se mantienen expectantes a la decisión del Gobierno. Tras una reunión hecha la semana pasada, recordaron que el plazo acordado para llegar a un consenso fenece mañana, por lo que no descartan nuevas movilizaciones o incluso una huelga general.

Autoridades y sindicatos de la entidad acordaron rever topes para algunos beneficios, pero Consejo de Empresas Públicas pidió dictamen a la Procuraduría. La última palabra la tendrá el EEN.

Pesada carga

Según los datos oficiales, los pagos de beneficios salariales le cuestan al Estado unos USD 75 millones al año. Los funcionarios de las empresas públicas cobran por ayuda vacacional, ayuda alimentaria y hasta por disponibilidad. En el caso de la ANDE, el plantel hasta tiene descuentos del 50% en su consumo.

Dejá tu comentario