País

Alumnos del tercer grado fueron los más afectados durante la pandemia  

Los alumnos del tercer grado fueron los más afectados durante los años de encierro y cuarentena sanitaria por el Covid-19: Tienen un año para recuperar dos años perdidos por el tiempo de cierre de las instituciones que instaló la educación a distancia, primero, y la modalidad híbrida, después. Desde el Banco Mundial (BM) identifican que en América Latina y el Caribe hubo un retroceso equivalente a diez años atrás en los niveles de aprendizaje.

Esto es lo que salió a luz en el informe Dos años después. Salvando a una generación, encargado por el BM, cuyo coautor, el economista argentino Juan Diego Alonso, presentó el pasado martes en el Aula Magna del Instituto del Banco Central del Paraguay (BCP).

El estudio analiza las pérdidas de aprendizaje que les podrían costar a los estudiantes de hoy una reducción en sus ingresos del 12% a lo largo de su vida, según este consultor argentino de la División de Educación, América Latina y el Caribe del ente financiero.

En efecto, los niños, niñas y jóvenes de la región vivieron algunos de los cierres de escuela por Covid-19 más largos y constantes del mundo. “Un chiquito que arrancó en 2020 primer grado, que pasó todo ese año en virtual y en segundo grado, híbrido, llega al tercer grado con la edad biológica para ese nivel, pero ¿tendrá los conocimientos necesarios para estar en el tercer grado?”, postuló Alonso.

El estudio encontró un aumento de la población no escolarizada que afectó más a los más chicos y las niñas. “Los estudiantes de menor edad fueron los más afectados junto a los grupos más vulnerables y las niñas y adolescentes –refirió–. Dejaron de ir la escuela por la pandemia, especialmente, en los grupos etarios de 6 a 14 años de edad y no en el de 15 a 17 años”.

No cuentan –se excusó– con una explicación científica todavía sobre este fenómeno, pero una explicación posible es que hubo una política de protección en este grupo.

Los datos estadísticos, entre tanto, son elocuentes y dan cuenta de que en el quinto grado se tuvo una caída del 13% en el rendimiento educativo, casi al valor del 2011, mencionó el experto al referirse a un país en específico.

En el noveno grado, la caída no es tan grande. Pero sí en los grados iniciales. A nivel regional, el declive oscila entre el 10 y el 16%. “Lo que estamos viendo es que las pérdidas del aprendizaje, que posiblemente se verifiquen con el Snepe 2022, durante la pandemia es quizás volver diez años atrás, desafortunadamente”, lamentó al acotar que el descenso se dio “a un nivel de analfabetos funcionales”.

Mencionó dos elementos claves en la agenda para la recuperación educativa: Evaluar los niveles de aprendizajes y enfatizar regreso y recuperación de la pérdida del aprendizaje.

“La consolidación curricular es clave en este proceso”, dijo al indicar que como los currículos en la región suelen ser bastante frondosos, la propuesta es dejar la “visión enciclopedista” para pasar a “desarrollar habilidades fundamentales de Lectoescritura y Matemáticas, necesarias para la vida y el trabajo”.

Rescate en marcha. Rocío Robledo, coordinadora general del Proyecto de Transformación Educativa 2030, suscribió que en este interludio pospandémico pudieron observar que los niños y niñas del tercer grado “fueron los más afectados, porque tienen un año de recuperación”, a diferencia de los del segundo grado, que “tendrán dos años para adecuar otra vez su desarrollo de habilidades”, comparó.

En Paraguay, el 30% de los alumnos del nivel inicial, básico y medio permanecieron en la modalidad a distancia durante los dos primeros años de la pandemia y 70% estuvieron en asistencia híbrida. Eso configura una diversidad de procesos en cada curso.

Robledo expuso que en el país se vienen implementando ciertas estrategias para la recuperación. “Se estuvo trabajando en la priorización de los contenidos curriculares, en la nivelación de los aprendizajes, en el abordaje de capacidades por ciclo”, indicó.

Y enumeró algunos adelantos obtenidos: “Se trabajó en la asesoría pedagógica para docentes en Lenguas y Matemáticas; se realizó la evaluación de logros y aprendizajes de capacidades esenciales. Y en el tema de Tecnología se puso énfasis en las condiciones para el 100% de los docentes del Chaco y para el 100% de escuelas con ofertas de pluri-grados que son los dos contextos más vulnerables”.

13 por ciento es la caída del rendimiento educativo en el quinto grado, casi al valor del 2011, de acuerdo al informe.

30% de alumnos permanecieron a distancia en los dos primeros años de pandemia y 70% en asistencia híbrida.

Dejá tu comentario