Política

Alianza Velázquez-Samaniego apuntala outsider para 2020

 

Dos sectores están en puja dentro del oficialismo por ganar la confianza de las bases coloradas para llegar a la intendencia de Asunción en 2020.

El clan Samaniego quiere volver a controlar el poder comunal y para ello, impulsa una figura externa a la política, el empresario Juan Manuel Brunetti Marcos, de 42 años, presidente del Consejo de Administración de la Universidad San Carlos.

El outsider ya comenzó a llamar a los seccionaleros para posicionarse en el ámbito. El problema está en que este territorio sustenta la postulación del jefe de Gabinete Julio Ullón, quien ya hace tiempo opera con apoyo del movimiento Colorado Añetete por su candidatura. Esto incluso desembocó en la deserción del asesor político de la Presidencia Daniel Centurión, quien también tuvo pretensiones electorales.

Con la intención de demostrar su fuerza en capital y llamar la atención del presidente de la República Mario Abdo Benítez, líder de Añetete, el diputado Arnaldo Samaniego impuso el pasado sábado a su candidato como titular del Consejo de presidentes de Seccionales de Capital, Iván Arévalo, de la seccional de barrio Obrero, pero esta elección no fue reconocida por un grupo de miembros de este organismo, quienes alegaron invalidez por falta de cuórum, por lo que se planea volver a convocar una reunión para renovar autoridades.

Samaniego y Ullón están confrontados en la pelea por ganar el apoyo del oficialismo con miras a las elecciones municipales del 2020 y desde ese enfoque, el ex intendente, actualmente independiente, tejió una alianza con el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez.

Los términos fueron que Samaniego impulsaría la candidatura de Brunetti, mientras que Velázquez, la lista de concejales para la Junta Municipal. Las elecciones internas serán el 12 de julio del próximo año y oficialmente Añetete apoya a Ullón, quien tiene de su lado a la mayor parte de presidentes de seccionales.

Samaniego apuró una reunión en la seccional 5 y mediante un golpe contra Ullón, ubicó a Arévalo como presidente del Consejo y a Víctor Ríos como vicepresidente, pero no fueron convocados los 45 presidentes de seccionales de Asunción y solo acudieron 14, cuando el cuórum es de 23. Según denunciaron varios dirigentes, el equipo del legislador visitó en su casa a los miembros para hacerles firmar una planilla de asistencia, a cambio de dinero para “el asado y combustible”, indicó Luis Carlos Navarro, presidente de la seccional 41, con el fin de alcanzar la cantidad requerida de forma irregular.

El concejal de Añetete, Javier Pintos, es el presidente saliente, y apoya a Ullón.

Dejá tu comentario