País

Aglomeración y caos vehicular en el primer día de la flexibilización

Día 1. Preocupa que en el inicio de la cuarentena inteligente la tónica sea la vuelta a la "normalidad". AGOLPADOS. Cuestionan que debido a la baja frecuencia de buses pasajeros viajen apretados. FRENESÍ. La gente se agolpó para realizar trámites, en particular, frente a oficinas de Identificaciones. AVISO. En el MSP vieron una "baja adherencia" de la población a medidas de protección y prevención.

Tráfico cargado, buses repletos y largas filas de gente frente a bancos, locales comerciales y otras entidades fue el paisaje que dejó el primer día de la cuarentena inteligente y, al parecer, será la tónica en esta vuelta a la “normalidad”.

Pasaron 54 días de encierro por el aislamiento social preventivo, tras los primeros casos de Covid-19 en el país, para que se tome la decisión de levantar gradualmente la restricción de circulación. Ayer, miles de personas salieron en masa a las calles; por lo que en varios sitios se registraron aglomeraciones.

Muchas personas cumplieron con el requisito de usar mascarillas; otras, no tanto. En los ómnibus del transporte, así como en ciertos lugares fue imposible cumplir con el distanciamiento físico de dos metros: Pasajeros iban colgados de los pasamanos, se vieron largas filas en las veredas para acceder al banco o a alguna institución pública.

Una multitud se agolpó frente al Departamento de Identificaciones de la Policía Nacional, en Asunción como en la sede de San Lorenzo, donde hubo hasta tres cuadras y una larga espera en la calle, de pie. La gente se quejó de la falta de una hilera preferencial para adultos mayores y personas con enfermedades de base o con dificultad ambulatoria. Vendedores ambulantes y cuidacoches, no faltaron en esas zonas.

En el microcentro capitalino se vio a muchos adultos mayores que estuvieron forzados a salir -contrario a la sugerencia del Ministerio de Salud Pública (MSP)- para renovar sus tarjetas de débito. Incluso, uno de ellos se descompensó en plena fila, formada en la acera.

Como también se habilitó un tiempo para la actividad física, se vio a varias personas en parques y plazas caminando o andando en bicicleta.

Advertencia

El Dr. Juan Carlos Portillo, viceministro de Atención Integral a la Salud, consultado sobre la evaluación del primer día de la cuarentena inteligente dijo que le llamó la atención ver a mucha gente sin el tapaboca y que en varios sitios no se respetó el distanciamiento físico. “En este primer día vemos que la población salió mucho a la calle con una adherencia moderada a baja a las medidas de prevención y protección”, expuso.

Indicó que como los lunes se suele dar en lo que va de esta pandemia un pico de afluencia de gente a la calle: “Habrá que esperar al final del segundo o tercer día para una mejor apreciación”, dijo al referir que analizarán seriamente el comportamiento social en estos primeros tres días de la medida.

Criticó, a su vez, la poca frecuencia de buses en el sistema de transporte público. “Al haber una baja frecuencia de transporte, se predispone a la aglomeración de personas en los buses”, apuntó.

Portillo suscribió que si se continúa saliendo sin mascarillas, si siguen produciéndose aglomeraciones en buses y otros puntos y si no se respeta el distanciamiento, se pensará seriamente en volver a la etapa anterior o a restringir más la circulación. “Es la base de la estrategia, el dinamismo y la adaptabilidad de las fases”, remató.



Vimos que varias personas salieron a la calle sin tapabocas, por ejemplo, y en algunos lugares no se respetó distancia al formar fila. Dr. Juan Carlos Portillo, viceministro de Atención Integral a la Salud.

Dejá tu comentario