Política

Afirman que no se pueden criminalizar las libertades

 

Tras la decisión del Tribunal de Sentencia de absolver de culpa a la activista María Esther Roa, varias voces se hicieron sentir festejando dicha determinación.

Una de ellas, fue del también activista Juan Galeano Grassi, quien, al igual que Roa, tuvo que soportar un proceso penal por el mismo caso.

“Se hizo justicia. La Dra. Esther Roa fue absuelta por protestar contra la corrupción. La Fiscalía nos persiguió, nos imputó y nos quiso correr con la vaina. Resistimos y el tiempo nos dio la razón. Nos encerraron para robarnos y nosotros no nos callamos”, sostuvo Grassi, quien deberá afrontar juicio oral.

“Cuando nos toque enfrentar el juicio oral vamos a recordarles a los fiscales que son unos payasos y que persiguieron a ciudadanos valientes quienes no se quedaron callados mientras este Gobierno nos robaba en plena pandemia”, agregó.

El empresario gastronómico fue imputado el pasado mes de mayo por haber participado de una manifestación en caravana de vehículos, en protesta por hechos de corrupción en la que supuestamente se transgredieron las medidas restrictivas para prevenir contagios de Covid-19

Criminalizar. En tanto, Manuel Riera, del Colegio de Abogados, manifestó que el juicio contra la activista fue un proceso político por donde se lo mire.

“Criminalizar libertades, en base a decretos ilegales, con una teoría de siglo XIX de ‘leyes penales en blanco’, es absolutamente inadmisible. Una afrenta a la crítica ciudadana”, mencionó.

“Celebro el fallo del Tribunal que absolvió a Roa por algo tan simple como elemental: El principio de legalidad. Excelente trabajo de Guillermo Ferreiro. No se pueden criminalizar las libertades. Triunfa del Derecho limitando el poder arbitrario de esos decretos. Triunfo civil”, añadió.

Caso. El caso guarda relación con una caravana de vehículos que se realizó en junio del año pasado contra la corrupción en la Costanera, que terminó con una manifestación frente al Panteón de los Héroes.

La movilización ciudadana se llevó a cabo luego de hacerse públicos varios hechos de corrupción durante la pandemia del Covid-19 como la sobrefacturación de tapabocas y otros elementos sanitarios en algunas instituciones.

Los fiscales Ángel Ramírez y Juan Carlos Ruiz Díaz solicitaron aplicar la pena de 300 días de multa por la supuesta violación de la cuarentena sanitaria. Por su parte, la defensa de Esther Roa requirió la absolución de culpa de la acusada, además de que se le impongan las costas al Ministerio Público. Alegó que era un vendetta de la Fiscalía.

También había solicitado que los antecedentes sean elevados a la Fiscalía para investigar a los fiscales por supuesta persecución de inocentes.

Finalmente, un Tribunal de Sentencia compuesto por los jueces Carlos Hermosilla, Sandra Farías y Héctor Fabián Escobar, la absolvió.


Se hizo justicia, la Fiscalía nos persiguió y nos quiso correr con la vaina; nos encerraron para robarnos. Juan Grassi, empresario.

No se pueden criminalizar libertades. Triunfó el derecho limitando el poder arbitrario de esos decretos. Manuel Riera, abogado.

Dejá tu comentario