Economía

Administrador pide cese de actividad laboral en Acepar

 

El administrador judicial de la siderúrgica de Villa Hayes, José Luis Vinader, confirmó ayer que pidió oficialmente al Ministerio del Trabajo el cese laboral en la empresa, que está parada hace dos años, y que hace diez meses está acumulando un pasivo laboral que ya supera los 3,5 millones de dólares, al que se debe sumar el costo del Instituto de Previsión Social (IPS).

Varios sindicatos de la siderúrgica enviaron ayer notas a la ministra del Trabajo, Carla Bacigalupo, solicitando la convocatoria urgente a una mesa tripartita para tratar esta presentación del administrador judicial.

Acepar tiene unos 550 obreros que quedaron sin poder cobrar sus salarios hace diez meses, luego del fallido arrendamiento de la planta a la empresa china HCME.

Vinader señaló que los sindicatos están en su derecho y le parecía razonable que convoquen a dialogar. “De hecho, estamos en sesión permanente, me parece razonable que soliciten una tripartita y analicemos todos juntos lo mejor para Acepar”, indicó.

Explicó que esta solicitud de cese laboral lo hizo a partir de que la planta está parada y la gente no está trabajando. “Ahora, el problema para la empresa es que se están generando pasivos laborales. Se les está debiendo el sueldo y la única forma de que eso no acumule pasivo es haciendo un cese temporal de actividades de forma legal, atendiendo a que la expectativa de los obreros es cobrar por más de que no se trabaje”, enfatizó.

IMPOSIBILIDAD. Vinader sostuvo que para Acepar hoy es imposible poder pagar los salarios, debido a que no tiene de dónde sacar recursos.

“Le estamos debiendo como diez meses a los trabajadores. En dólares serían 350 mil dólares por mes, incluido IPS. En diez meses son tres millones y medio de dólares. No se genera esa cantidad de dinero, además tenemos órdenes legales de no innovar por demandas laborales de ellos mismos por el tema de insalubridad y por la demanda de un grupo de carboneros”, precisó.

Subrayó que la idea es que este cese de actividades sea por el mínimo posible y que todos se sienten a buscar una solución definitiva.

Confesó que en este momento hay dos inversores interesados en Acepar, pero por confidencialidad no podía adelantar detalles.

Dijo que el problema para concretar la inversión que reactive la planta sigue siendo la inseguridad jurídica, pero aún así cree que se puede conseguir.

Dejá tu comentario