Sucesos

Acribillan a seis jóvenes frente a una casa en guerra narco, en PJC

A tiros y sangre, el crimen organizado se disputa el espacio en la capital del Amambay, donde el clan dejado por Jorge Rafaat y tomado por Minotauro busca erradicar al clan de Jarvis Pavão.

En un nuevo episodio de la guerra entre narcos que vive Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay, seis personas fueron asesinadas en la madrugada de ayer frente a una vivienda en la fracción Amistad II del barrio Jardín Aurora. Dos de ellas serían de la facción del extraditado Jarvis Chimenes Pavão, mientras los supuestos autores serían soldados de Sergio Arruda da Quintillano, alias Minotauro.

Las víctimas fueron identificadas como Diego Gustavo Bullón Cabrera, quien recibió 11 impactos de bala; Alcides Alexis Ayala, con 10 impactos; Pedro Valdez Sánchez, quien acusó 14 balazos; la menor de 16 años LNCB, 4 proyectiles; además de Sergio Diosnel Cabrera, quien recibió 10 impactos; y Luciano Medina Melgarejo, con 10 balazos.

Un bebé de 1 año y seis meses quedó además herido en medio de la balacera, por lo que fue llevado hasta un centro asistencial, pero su vida ya no corre peligro.

Según confirmó el jefe del Departamento de Hechos Punibles de Amambay, comisario principal Rafael González, el ataque fue perpetrado alrededor de las 0.30 horas, cuando las víctimas se encontraban tomando cerveza frente a la casa. Llegaron hasta el lugar tres sujetos a bordo de una camioneta Jeep, color blanco, que comenzaron a disparar contra las personas sentadas en la vereda

La masacre no pudo ser contada por nadie, ya que no hubo testigos, pero sí un sobreviviente, el bebé que dormía en la pieza y que fue alcanzado de refilón.

Los sicarios utilizaron armas de calibre 9 milímetros y fusiles de calibre 5,56.

Aparentemente, solo dos de los fallecidos, Bullón y Ayala, eran los objetivos, y los otros serían “daños colaterales”.

Los nombrados tenían antecedentes penales, “el primero tenía orden de captura por robo agravado, mientras que el segundo tenía antecedentes por homicidio doloso y lesiones graves”, dijo el comisario principal González.

La actual lucha entre facciones criminosas data de hace tres años aproximadamente, cuando un grupo de Jarvis Chimenes Pavão atentó contra la discoteca After Officce de Pedro Juan Caballero, donde murieron cuatro personas.

Aquella vez, los sicarios tenían la información de que estaría allí Elton Leonel Rumich da Silva, alias Galán, el líder del Primer Comando Capital (PCC) en la frontera.

Aquella vez se originó la guerra entre estas organizaciones criminales que buscan ganar el territorio en el negocio del narcotráfico.

En la mañana, agentes Contra Hechos Punibles detuvieron a tres personas, en dos allanamientos en Fortuna Guazú y Cerro Cora’i, Ariel Vargas, Gregorio Vargas y Osmar Cardozo, quienes se encontraban en una camioneta blindada y tenían armas de grupo calibre, similares a las usadas en la masacre. Ellos siguen detenidos, a cargo del Ministerio Público, en este caso de la fiscala Sandra Díaz.

Dejá tu comentario