Política

Abdo ocupa agenda con polémicos colorados para zanjar internismo

En medio de serios problemas que aquejan al país, como la epidemia del dengue, Marito se dedicó ayer a buscar la unidad en su partido. Cuestionados dirigentes de la ANR desfilaron en Palacio.

El presidente Mario Abdo Benítez ocupó ayer gran parte de la agenda de gobierno para atender un asunto partidario en busca de la unidad de la ANR, plan denominado Operativo Cicatriz, donde se erige como único interlocutor entre las partes el ex titular de Itaipú, José Alberto Alderete.

Durante casi dos horas, el jefe de Estado se dedicó a mantener la reunión con los dirigentes antiguos y ex presidentes de la República para buscar la fórmula que defina un candidato de consenso para la Junta de Gobierno y para varios municipios que apuntan a recuperar.

Los ex presidentes Juan Carlos Wasmosy y Luis González Macchi oficiaron de voceros tras el encuentro. Como escoltas estuvieron referentes que anteriormente ocupaban la conducción partidaria, entre ellos el stronista Eugenio Sanabria Cantero y Herminio Cáceres.

Tras la reunión que se desarrolló en Palacio de López, la comitiva se dirigió a la Junta de Gobierno donde les aguardaba el ex presidente Horacio Cartes, escoltado por el diputado y titular del partido, Pedro Alliana. El encuentro terminó con un almuerzo en la residencia de Cartes.

En las puertas del Palacio Wasmosy señaló que Mario Abdo está dispuesto a renunciar a todo con tal de que haya una unidad dentro del Partido Colorado.

La división se viene arrastrando desde que asumió Abdo y aminoró luego meses atrás cuando el cartismo le salvó a Marito de un seguro juicio político por el escándalo de las actas de Itaipú.

Wasmosy apuntó que hay necesidad de que terminen las rencillas partidarias una vez que finalizan las contiendas electorales. “Que nos reunamos desde las bases y no hacer acuerdos de cúpula, sino desde las bases vengan consensuadas, si es que se puede”, significó.

En caso de no cerrar consensos, el ex presidente pidió una lucha electoral “limpia” y sin “presiones”. “Estamos cansados de las peleas, de los personalismos. Encontramos en el presidente un renunciamiento total para lograr el diálogo”, aseguró.

La fórmula que pretenden seguir los colorados es elegir un candidato de consenso para la Junta de Gobierno. Hoy Alliana tiene las mayores posibilidades de ser reelecto.

Impunidad. Wasmosy aseguró además que el acuerdo en busca de lograr la unidad colorada no apunta a apañar a nadie ni negociar impunidad.

“Aquí no se va apañar ningún adefesio ni político, criminal, ni contra la moral, o sea que vamos a ser respetuosos. Esa es la propuesta que todos estamos pensando. Acá no va a ver un arreglo de cúpula para tapar a nadie”, significó, saliendo así al paso de que Cartes aceptó negociar con el oficialismo partidario a cambio de buscar un “blindaje” y evitar que le siga complicando la investigación en Brasil en el caso Lava Jato.


Ofrecieron sus “servicios” para encontrar el consenso
La cumbre colorada que hubo en Palacio de Gobierno contó con la presencia de ex argañistas, wasmosistas y oviedistas. El ex presidente de la República Ángel González Macchi dijo que ofrecieron sus “servicios” para encontrar el camino a la unidad.
“Venimos a prestar nuestro servicio de colorado para encontrar un candidato de consenso. No trajimos ningún candidato ni una propuesta de que se apañe a ningún colorado en algún delito que haya cometido, sino a ofrecer nuestra experiencia en todas las divisiones de nuestra vida partidaria”, remarcó González Macchi.
Ausentes. Nicanor Duarte Frutos y Lilian Samaniego (ex presidentes del partido) estuvieron ausentes en ambos encuentros. En la ANR y el almuerzo en la casa de Cartes, José Alberto Alderete ofició de nexo político.

Dejá tu comentario