Sucesos

A 3 años del plagio de Urbieta familiares siguen en la espera

 

Hoy se cumplen tres años del secuestro del ganadero horqueteño Félix Urbieta, hecho que se llevó a cabo el 12 de octubre de 2016, en el interior de la estancia San Francisco de Belén Cué, distrito de Horqueta, en el Departamento de Concepción. Sus captores, los miembros del Ejército del Mariscal López (EML), liderado por Alejandro Ramos, se siguen llamando a silencio y cortaron todo tipo de negociación con los familiares de la víctima.

Los familiares del ganadero realizaron ayer una conferencia y solicitaron, una vez más, a Alejandro Ramos, Lourdes Ramírez e hijos información y reinicio de las negociaciones tendientes a recuperar al jefe de familia.

“Les pedimos que nos hagan llegar alguna información para darle una salida al secuestro de nuestro padre, estamos dispuestos a negociar con ustedes si así lo quieren”, expresó Liliana Urbieta, en la lectura de un comunicado dirigiéndose al grupo armado que mantiene en cautiverio a su padre.

En otro párrafo, pidió a los captores de su padre parar con el dolor que causan a la familia desde hace tres años, más aún conociendo que son sus vecinos y parientes quienes cometieron el hecho.

Por su parte, Ermenegilda Agüero, esposa del ganadero, indicó que sigue teniendo esperanzas de recuperar a su marido sano y salvo, por lo que pidió al grupo armado que lo libere para estas fiestas de fin de año. Recordó que su marido era muy alegre y se divertía mucho con la familia y amigos en los acontecimientos familiares.

Recordó que el 4 de octubre del 2016 festejaron su aniversario de bodas N° 41 y que, días después, lo secuestraron de su propio establecimiento ganadero, distante a 12 km de Horqueta.

Los familiares tienen la esperanza de que, tras cumplirse los 3 años, el grupo se vuelva a comunicar para iniciar la negociación, ya que llegó a sus oídos el dato de que el grupo los castiga por no haber podido cumplir con la exigencia económica que impuso hace años para su liberación.

Dejá tu comentario