26 de marzo
Domingo
Tormentas
22°
26°
Lunes
Tormentas
21°
28°
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
31°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
viernes 27 de enero de 2017, 02:00

Vivimos en la cloaca

Víctor Ferreira – @VicFerreira77
Por Víctor Ferreira

Datos oficiales revelan que en Paraguay existe una cobertura de apenas 11% de alcantarillado con redes cloacales y 2% de cobertura de tratamiento. Esta situación da la pauta de que vivimos en un país donde lo menos importante es la salubridad de las personas.

Sobrevivimos en ciudades tan contaminadas, donde ya es normal la convivencia con desechos cloacales al aire libre y como si nada. Los pocos sistemas sanitarios obsoletos, construidos hace décadas, ya no dan abasto y estallan a cada rato. Nuestro sistema respiratorio nos grita que hagamos milagros para soportar olores fétidos.

Contaminamos todo a nuestro paso y con las aguas servidas, sin ningún tratamiento, ya se perdieron arroyos, ríos y lagos. ¿Merecemos los paraguayos vivir en condiciones tan miserables? Todos debemos exigir obras que mejoren nuestra calidad de vida.

Hoy existen grandes proyectos de infraestructura sanitaria que no pueden esperar. El primero lo lleva adelante el MOPC con la Essap y es para la construcción de 1.800 km de alcantarillado sanitario y plantas de tratamiento de aguas residuales para las cuencas de Lambaré, Luque y Mariano Roque Alonso, que se lleva adelante bajo la Ley 5074 llave en mano.

El consorcio español Acciona Agua y Acciona Infraestructuras es el único oferente de la licitación y propuso una inversión de USD 599 millones para la construcción de la infraestructura sanitaria para las tres ciudades de Central. En esta licitación no hubo competencia y hay dudas respecto al costo final que pagará el Estado por las obras.

Hace unas semanas, el MOPC también adjudicó la licitación pública internacional para las obras cloacales de las ciudades de Asunción y San Lorenzo. El monto de la adjudicación fue por USD 58 millones, financiados por el BID. El consorcio español Acciona Agua SA con BTD Proyectos y TR Construcciones SA con DC Ingeniería ejecutarán estos trabajos. Estas obras serán fundamentales para evitar el desagüe de aguas servidas sin tratamiento al río Paraguay.

El último proyecto que se dio a conocer es para la construcción de obras sanitarias para cuatro ciudades de Alto Paraná, que se espera licitar este año bajo la Ley de Alianza Público-Privada (APP). Se busca la construcción de plantas de tratamientos cloacales y alcantarillados para Ciudad del Este, Minga Guazú, Hernandarias y Presidente Franco. El costo estimado de esta obra es de USD 1.000 millones.

Los tres grandes proyectos mencionados son fundamentales para la salud de la sociedad paraguaya y las autoridades de turno las deben priorizar con responsabilidad. Es hora de que se dejen de lado los intereses particulares, para que estas obras se concreten. Asimismo, se debe controlar a las empresas para una infraestructura de calidad y no modificar los proyectos a gusto y paladar de estas.