7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 2 de noviembre de 2016, 02:00

Vecinos de Viñas Cué allanan boca de fumo y desalojan a ocupantes

Los lugareños ya están cansados de constantes robos y de encontrarse con los que llegan hasta la casa, cuya propietaria está presa por microtráfico. Los adictos atacan hasta con machetes al vecindario.

Vecinos del barrio Viñas Cué de Asunción allanaron por cuenta propia en la tarde del domingo una vivienda ubicada sobre las calles Las Margaritas y Solidaridad que servía como boca de fumo e inclusive de prostíbulo, cuyos ocupantes creaban zozobra a los lugareños que ya llegaron al pico máximo de tolerancia luego de que fueron víctimas de asaltos y robos en sus viviendas.

Según los vecinos, la vivienda en cuestión pertenece a Cristina Rolón, quien se encuentra recluida en el correccional de Mujeres del Buen Pastor, justamente por microtráfico.

"La situación se volvió insoportable, nosotros ya no podíamos salir a sentarnos en nuestras veredas, ya que los que llegaban a esa casa nos amenazaban con machete. Todos se mantenían drogados, inclusive las mujeres que llegaban allí matenían sexo con los hombres que frecuentan el lugar", dijo Miguel Ramírez de 48 años, cuya vivienda se encuentra frente a la que les afectaba.

Dijo, además, que en varias oportunidades ya ingresaron a su casa y se llevaron lo que encontraban en el lugar.

Reina Giménez, de 33 años, otra vecina del lugar, explicó que la policía pese a que detiene a los adictos, al rato la Fiscalía los vuelve a liberar y de nuevo llegan hasta la casa para fumar marihuana o crac y se burlan de ellos.

El drama se originó hace seis meses, cuando la dueña de la casa donde funciona la boca de fumo fue detenida y enviada a prisión, ya que antes solo vendían y después ya los que compraban empezaron a fumar en el lugar.

El vecindario tomó coraje y el domingo ingresaron a la vivienda, primero echaron a todas las personas que se encontraban en el lugar fumando, dejando a los hijos de la dueña de casa, que también son consumidores, ya adictos, enfermos, y limpiaron el lugar.

Además, realizaron la limpieza de un baldío cercano, propiedad de Adrian Jara.

Tras el operativo que realizaron el domingo se conformó una comisión vecinal de seguridad de nombre Vecinos Unidos, cuyos integrantes implementaron la guardia permanente las 24 horas para vigilar la casa e intentar desterrar los malos vicios que abundan en la zona mediante la fuerza.