22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 12 de agosto de 2017, 02:00

Un condenado a 14 años por crimen en guerra territorial

Una condena de catorce años de prisión fue impuesta a un joven que fue hallado culpable de un crimen cometido en una supuesta guerra territorial en el barrio Santa Ana, de la capital. Otro acusado fue absuelto de culpa y pena.

La sentencia afecta a José María Peralta González, quien fue encontrado culpable del homicidio ocurrido en marzo del año pasado.

Asimismo, fue absuelto de culpa y reproche Mario Ramón Barrios Ibarra, alias Leito, para quien no se probó la participación en los hechos investigados.

El juicio oral concluyó ayer en tribunales. Los jueces Carlos Hermosilla, Wilfrido Peralta y Héctor Fabián Escobar dictaron sentencia tras la deliberación.

En la audiencia, el fiscal Rogelio Ortúzar había requerido la pena de 23 años de encierro para los dos acusados por el cargo de homicidio doloso.

En el caso, el 23 de marzo del año pasado falleció Derlis Balbino Servín Peralta, de 24 años, quien recibió dos impactos de bala que le provocaron la muerte.

Conforme con la acusación de Ortúzar, Servín Peralta estaba sentado frente a su casa, cuando en un momento dado llegaron dos hombres en una motocicleta.

Según el escrito, uno de ellos bajó del biciclo y luego de una discusión le disparó dos veces y escapó. La causa del hecho habría sido una guerra territorial por la distribución de drogas.

Los jueces entendieron que se probó en el juicio que José María Peralta fue la persona que descendió de la motocicleta y disparó dos veces en contra de Servín.

No se constató, sin embargo, que el coprocesado, Mario Ramón Barrios Ibarra, haya participado de alguna forma en el crimen.

Con ello, los jueces entendieron que la pena justa y útil para el procesado era la de 14 años de encierro, mientras que absolvieron de culpa y reproche al coprocesado.

Ahora, la defensa de Peralta apelará el fallo, mientras que el fiscal aguardará tener los argumentos del fallo, para decidir si plantea o no recursos de apelación en contra de la resolución.