9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 25 de junio de 2016, 15:05

Termina el ataque a un hotel en Mogadiscio con 35 muertos

Al menos 35 personas murieron este sábado y decenas más resultaron heridas en el ataque del grupo terrorista Al Shabab contra un hotel de la capital de Somalia, donde las fuerzas de seguridad han tomado el control del edificio después de más de cuatro horas de asedio, informó a Efe la Policía.
EFE

Tras la explosión de un coche bomba en las inmediaciones del hotel Nasa-Hablod, un grupo de hombres armados entró en las instalaciones, donde las fuerzas lanzaron una operación para rescatar a los rehenes que los terroristas mantenían en el interior.

Aunque en un primer momento se comunicó que nueve personas habían muerto en el ataque, cifra que luego aumentó, un agente de la Policía, Abdullahi Gardhere, que se encuentra en el lugar de los hechos, confirmó a Efe que el número de víctimas mortales ha ascendido a 35.

Añadió que más de 30 personas resultaron heridas y están siendo atendidas por los servicios médicos en el lugar del atentado y en hospitales.

Una gran columna de humo provocada por la fuerte explosión todavía puede verse sobre el hotel Nasa-Hablod, frecuentado habitualmente por políticos.

El atentado fue reivindicado por Al Shabab, filial de Al Qaeda en Somalia, donde en los últimos meses ha atentado contra numerosos hoteles y restaurantes de la capital.

Este es el segundo ataque a un hotel perpetrado por los terroristas en el último mes, ya que el 1 de junio al menos once personas, entre ellas varios diputados, murieron en una acción contra el céntrico Hotel Ambassador en Mogadiscio.

En aquella ocasión los terroristas también detonaron un coche bomba e irrumpieron en las instalaciones del establecimiento, donde empezaron a disparar indiscriminadamente.

La milicia islamista Al Shabab anunció en 2012 su adhesión formal a Al Qaeda y lucha por instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia, donde controla grandes extensiones de territorio en el sur y el centro del país.