9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 27 de septiembre de 2016, 02:00

Solo cuatro áreas residenciales escapan a edificios en Asunción

El auge en la construcción de edificios en altura en diferentes puntos de la capital hace que el Plan Regulador de Asunción se vaya modificando, lo cual deriva en la desaparición de aquellas áreas netamente residenciales de la ciudad.

Hoy solo quedan cuatro barrios, de 68 existentes, con la categoría AR1A, de baja densidad, que son Las Carmelitas, Herrera, Mariscal López (en el sector de las calles Sargento Gauto y Survarán) y El Dorado, ubicado entre España y Brasilia, donde solo se pueden levantar hasta tres niveles de departamentos de vivienda pero no de uso comercial.

Inclusive esta última está a punto de perder ese rango, puesto que en la Junta Municipal obra un pedido de modificación para permitir obras en altura en ese sitio, lo cual tiene movilizados a los frentistas desde hace más de tres años.

El director de Obras Particulares de la Comuna capitalina, ingeniero Carlos Halke, explicó que desde el 2010 empezó a producirse la fiebre de edificios en altura en el territorio asunceno, derivando en el establecimiento de ejes habitacionales, que son las principales avenidas como Santa Teresa, Molas López, Santísima Trinidad, Aviadores del Chaco, entre otras.

SIN LÍMITES. En otro momento, Halke explicó que en los demás sectores de Asunción se tienen las categorías de AR2 y AR3, que son de media y alta densidad, donde si bien se puede crecer hasta siete pisos, el número de niveles recién empieza a contarse a partir de las áreas que se destinan a estacionamiento.

“No hay limitación porque depende del número de niveles que se destina a estacionamiento. Con esto se buscó evitar que esto se construya en el subsuelo debido a que se tuvieron problemas de desmoronamiento o dificultades con los linderos”, manifestó el profesional.

Dijo que cada vez es más difícil mantener una propiedad de gran dimensión, con amplios patios, en Asunción, debido al alto costo que representa su mantenimiento y el pago de impuestos; razón por la cual la gente opta por mudarse a un departamento.

“La gente de dinero tenía antes sus residencias sobre Mariscal López, España o Santa Teresa. Hoy por cuestiones de edad o de seguridad va a un departamento, donde se prorratean gastos de jardinería, mantenimiento y seguridad. Una familia puede tener todo un piso. Es un nuevo concepto de vivienda”, resaltó.

Finalmente expresó que hay pedidos de aprobación de planos para la avenida Félix Bogado, que es una franja mixta de uso residencial o comercial; además de solicitudes para el barrio Sajonia.