11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 4 de octubre de 2016, 21:15

Soldado del PCC regresa a CDE para juicio oral

Un pelotón de agentes de la FOPE se encargó este martes de trasladar al soldado del Primer Comando Capital (PCC), Sidimar Cordeiro da Silva, desde la Agrupación Especializada hasta Ciudad del Este. Allí se realizará un juicio oral que ya había sido suspendido en la semana pasada.

Édgar Medina | Ciudad del Este

Los agentes tácticos y el peligroso recluso recorrieron más de 640 kilómetros, ida y vuelta, para la diligencia judicial que fue suspendida por la jueza Mónica Rivas, a pedido de la defensa, el 30 de septiembre pasado, por auto interlocutorio Nº 616, según el oficio judicial.

Cordeiro da Silva está procesado por robo agravado por un hecho registrado el 16 de mayo del 2014 en la localidad de Santa Rosa del Monday. En dicha ocasión había sido capturado junto a Julio César Gómez da Silva y Mario Monteiro, tras el robo de una camioneta de la marca Ford Ranger a Adanilson Henschel.

El delincuente guarda reclusión en sede de la Agrupación Especializada de la Policía Nacional y es uno de los ocupantes de la celda allanada hace algunas semanas en el marco de la investigación del doble homicidio perpetrado contra el guardiacárcel Mario Lezcano Mereles y su hijo, Mario Alberto Lezcano Villalba, ocurrido el 24 de agosto pasado, y la supuesta amenaza de muerte contra el presidente de la República, Horacio Cartes.

Los investigadores habían incautado teléfonos celulares y agenda con números de teléfonos que eran utilizados supuestamente por los miembros del PCC, quienes responderían además al capo narco Jarvis Chimenes Pavão, supuesto mandante de la amenaza de muerte al titular del Ejecutivo.

El oficio para su traslado con segura custodia fue remitida a la Comandancia de la Policía Nacional el 20 de septiembre pasado, pero la Policía no se enteró de la suspensión y los agentes tuvieron que trasladar al recluso hasta el Tribunal Penal de Ciudad del Este, donde fueron notificados sobre la disposición judicial en la mañana de ayer. Para el traslado emplearon un vehículo con celdas y una patrullera de la FOPE.