11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente despejado
22°
32°
Martes
Mayormente despejado
21°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 7 de septiembre de 2016, 01:00

Siquiatría del IPS está al límite, con más de 10.000 consultas en 6 meses

El servicio tiene una alta demanda de 500 a 600 consultas por semana. La centralización incide en el saturamiento de los consultorios. La dependencia no cuenta en stock con un medicamento antisicótico.

El Centro de Siquiatría y Sicoterapia del Instituto de Previsión Social (IPS), ubicado sobre la calle Artigas y Molas López, se encuentra en un edificio con reducido espacio para atender una demanda promedio de 500 a 600 consultas por semana en cinco consultorios. El semestre cerró con 10.680 atenciones en siquiatría y sicología. Esta cifra puede cerrar en más de 20.000 a fin de año. En agosto, las consultas fueron de 2.109.

La atención está centralizada en Asunción por lo que la dependencia antigua no da abasto ante la sobrecarga de enfermos y solo cuenta con nueve siquiatras. Entre 500 a 700 pacientes crónicos retiran fármacos costosos cada mes y consultan semestralmente; son enfermos con tratamiento de hace más de cinco años.

Ante la sobrecarga, se habilitaron consultorios los sábados de 7.00 a 13.00 desde hace un mes, señaló la doctora Nora Gómez, directora del Centro de Siquiatría y Sicoterapia. Un paciente en sicología recibe atención durante casi una hora, en siquiatría es de 30 minutos.

"Los profesionales están sobrecargados de pacientes, lo ideal es no atender más de 10 por turno, pero terminamos atendiendo a veces 14 a 15". Debido al servicio centralizado, una profesional va al Hospital Central para las interconsultas a internados".

El centro funciona en un edificio viejo, las instalaciones se encuentran en mal estado y la infraestructura es pequeña para la alta demanda, por lo que se están transformando los espacios con reparaciones y apertura de más consultorios. "No podemos mezclar niños con adultos. El problema acá es la insalubridad y la peligrosidad".

Los profesionales atienden también casos de urgencias y si amerita internación son derivados al Hospital de Clínicas o al Hospital Neurosiquiátrico de salud pública porque el IPS no dispone de camas para este tipo de pacientes. Los casos más frecuentes en adultos son depresión, ansiedad, seguido de los trastornos bipolares, sicopatía, sicosis y esquizofrenia. En pediatría se atiende a niños con autismo, sicosis, retardo mental, epilepsia, trastornos de déficit, hiperactividad. "El tratamiento es de por vida, muy poco se da de alta".

DEFICIENCIAS. El servicio actualmente no cuenta en stock con el medicamento ketiapina, que es un antisicótico atípico. Este fármaco puede ser sustituido por olanzapina y risperidona, que se dispone en la farmacia, explicó. El producto se usa para el tratamiento de esquizofrenia, depresión con síntomas sicóticos y trastorno bipolar. Hace menos de un mes que no está disponible. El producto ya llegó al parque sanitario, pero falta que pase el proceso de cuarentena para su posterior distribución, precisó la Dra. Gómez.

Ante la saturación, se prevé la creación de un Centro de Salud Mental, un plan que se presentó al Consejo de Administración. El proyecto apunta a reubicar el servicio en algún edificio del IPS, no se prevé una construcción por los altos costos que representa.