8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 30 de octubre de 2016, 01:00

Seis de cada diez jóvenes de América Latina son pobres

Más de cien millones de jóvenes latinoamericanos, es decir el 64% del total, seis de cada diez, viven en hogares pobres o vulnerables, y uno de cada cinco, lo que equivale a 30 millones, son “ninis”, ni estudian ni trabajan.

Así se desprende del informe Perspectivas Económicas para América Latina 2017, que analiza los retos y oportunidades de la juventud en América Latina y que fue presentado ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en el XI Encuentro Empresarial previo a la XXV Cumbre Iberoamericana.

Esta cumbre se celebra en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias, precisamente bajo el lema “Juventud, Educación y Emprendimiento”.

En América Latina y el Caribe, los jóvenes de entre 15 y 29 años superan los 163 millones, lo que equivale a un cuarto de la población de una región que está en fase de ralentización.

Ese freno económico, destaca el informe, “pone en riesgo los avances sociales, políticos y económicos de la última década” y coloca a los jóvenes “en una encrucijada”, pues se han generado expectativas que no se han cumplido.

Tras crecimientos económicos negativos promedios en la región en 2015 y 2016, tan solo se espera un ligero repunte en 2017.

En consecuencia, “siete millones de latinoamericanos cayeron en la pobreza en 2015”, que afecta a más de 175 millones de personas, un 29,2% de la población. Y en ese entorno, “entre 25 y 30 millones de latinoamericanos pueden volver a entrar en la pobreza”, advierte el estudio.

A día de hoy “algo más del 64% de los latinoamericanos jóvenes –más de 100 millones– viven en hogares pobres o vulnerables y no han podido integrarse en la clase media” y “una quinta parte” de los jóvenes tienen empleos informales, mientras las tasas de desempleo son casi tres veces mayores entre los jóvenes (11,2%) que entre los adultos (3,7%).

Asimismo, los jóvenes más vulnerables dejan la escuela antes que los de sectores acomodados, y cuando llegan a los 29 años casi tres de cada diez son “ninis”.

Y es que, según detalla el documento, “uno de cada cinco jóvenes de América Latina no tiene empleo, no estudia ni recibe capacitación, sumando en total casi 30 millones en esta situación”. efe