22 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 3 de agosto de 2017, 02:00

Sancionan subsidio para campesinos y el cartismo pierde la pulseada

Luego de una maratónica sesión de seis horas, diputados liberales y colorados disidentes aprobaron anoche la ley que otorga el subsidio a los labriegos, que siguieron desde las plazas todo el debate.
El cartismo no pudo sobreponerse y evitar la sanción de los proyectos de ley pretendidos por los campesinos de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI), quienes cumplen hoy 26 días de marchas y vigilia en Asunción.
Los votos de la bancada de Colorado Añetete, sectores del PLRA, la bancada de Avanza País y los votos individuales del Frente Guasu y del Encuentro Nacional lograron una mayoría que alcanzó para sancionar ambos proyectos, sin modificaciones.
Luego de un extenso debate en el que participaron esencialmente diputados a favor de los proyectos, se votó primeramente por la ley que declara emergencia nacional para la reactivación de la agricultura familiar campesina, y luego por la ley que otorga el subsidio, nombrada ley de rehabilitación financiera.
La ley que declara emergencia establece que las instituciones dependientes del Ejecutivo deberán tomar todas las medidas conducentes para cooperar con los campesinos que se dedican a la agricultura familiar. Según el texto aprobado, se contemplarán los siguientes aspectos: asistencia técnica y crediticia, acceso a servicios básicos, vivienda y tierra para las familias que se dedican a la agricultura.
El segundo proyecto contemplaba el subsidio por las deudas vencidas de los productores de la agricultura familiar campesina, siempre y cuando sean dueños de fincas que no superen las 30 hectáreas. La suma a subsidiar será hasta 25 salarios mínimos por productor, que son G. 51 millones, indica el texto. La deuda debe guardar relación con la producción agrícola y los beneficios otorgados por la ley no privarán del derecho de ser sujetos a nuevos créditos.
sesión. La sesión fue tediosa desde el principio. Tanto en el tratamiento de la primera como de la segunda ley, el cartismo pidió la postergación sine die del proyecto, es decir, aplazar sin plazo fijo. Esto fue votado y se decidió continuar con el estudio y definir los proyectos en el día, teniendo en cuenta a los campesinos apostados en la plaza, que cumplían casi un mes de vigilia. Varios parlamentarios hicieron hincapié en que el ánimo de los manifestantes iba subiendo de tono, al plantearse la postergación de los proyectos.
El proyecto de declaración de emergencia fue sancionado por unanimidad. Al llegar al punto dos, que se refería al subsidio, el diputado colorado José Ma. Ibáñez pidió a último momento un cuarto intermedio. Su pedido fue concedido y en esos minutos propuso a las demás bancadas aprobar la propuesta de subsidio en general y que en ocho días más se trate en particular. No obtuvo los votos para ello, según él mismo transmitió.
Luego de casi 6 horas de sesión, se llegó a la votación y se sancionó el subsidio por 38 votos a favor. El Senado ya había dado su media sanción. Los principales argumentos de los promotores de las leyes, fue la crítica situación del pequeño productor, y el hecho de que se conceden subsidios a sectores poderosos, como transportistas y sojeros.