22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 2 de mayo de 2017, 02:00

Reliquia nacional que sigue firme gracias a las dominicas

En el plácido paisaje de la ciudad de Areguá, la imponente presencia del castillo Carlota Palmerola se yergue en el paisaje. Un patrimonio que no deja de llamar la atención a turistas y ciudadanos de la Capital de la Frutilla.

“Este lugar atrae especialmente a los historiadores, ingenieros, arquitectos. También a los estudiantes de esas carreras, a los amantes de la cultura y a quienes desean conocer ese pasado que es la base de nuestra cultura”, cuenta la hermana Herminia. La religiosa pertenece a la Congregación de las Dominicas, que habita y cuida del castillo cuya antigüedad aproximada es de 157 años.

Sostenimiento. “Los extranjeros son quienes más admiran el lugar. Vienen y piden entrar para quitar las fotos desde adentro o afuera. O bien, piden datos para hacer algún escrito”, cuenta la dominica. Con cierto pesar señala que los turistas nacionales poco conocen y tampoco les interesa mucho indagar sobre el sitio.

El estilo, los materiales que fueron utilizados en la construcción, las baldosas de los pisos, la altura y la minuciosidad de los detalles en las puertas llaman la atención a los visitantes, revela la hermana Herminia. Agrega también que posiblemente el baile del kygua vera tuvo sus inicios en los salones del sitio, pues en un principio la propiedad perteneció a Francisco Solano López y Elisa Lynch.

Según cuenta, el sostenimiento del lugar está mayormente a cargo de las dominicas. “El lugar se mantiene con el esfuerzo de las hermanas y con ayuda de algunas personas, a quienes con esfuerzo se les tiene que pagar quincenal o mensualmente. Para poder realizar ese pago, durante ciertas horas realizamos trabajos manuales, bordado, pinturas, etc.”, detalla al comentar sobre cómo hacen frente al mantenimiento.

Acceso. Los interesados pueden visitar el castillo los domingos, de 14.00 a 17.30. El costo por persona es de G. 10.000. “También aceptamos donaciones para costear la limpieza”, señala la hermana Herminia. Aclara también que los grupos con actitud sospechosa, personas prepotentes y con comportamiento inadecuado serán expulsados del lugar. Tampoco se admiten visitas fuera del horario establecido.