24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
lunes 2 de enero de 2017, 02:00

Recuperar gobernabilidad

Por Iván Lisboa - ilisboa@uhora.com.py

Cuentan los que saben, que la decisión del veto se tomó –literalmente– entre vasos de whisky y habanos. Era de noche y el hielo para acompañar la escocesa se acababa, lo que hizo apresurar una determinación que ya daba vueltas sin fin en la cabeza presidencial.

El párrafo anterior podría resumir lo que fue el 2016 para este Gobierno –de terror–: el interés particular sobre el interés colectivo.

El veinte dieciséis pasó volando. Medio año se fue con la reelección. Mientras los hospitales seguían sin remedios, escuelas se derrumbaban y los puentes caían, el presidente y su primer anillo solo craneaban cómo, de qué forma, podrían introducir una enmienda que les permitiera continuar cinco años más.

El Juan Pueblo, el ciudadano que vive del día a día, fue olvidado por este Gobierno. La suba del salario mínimo, en medio de la tormenta política y el cuasi fin del mundo, fue como darle un chupete a un bebé para que deje de llorar.

En medio de la crisis, ÚH reveló lo que hasta ese momento era un secreto a voces: los negocios del primer anillo del mandatario.

Mientras los secundarios tomaban colegios, los estudiantes de Ingeniería seguían de paro y la Fundación Apostar por la Vida salía a las calles a buscar recursos para ayudar a enfermos de cáncer, los principales colaboradores de Cartes, sigilosamente, estaban ya asegurando su futuro y el de las siguientes generaciones.

Si se llegara a encontrar petróleo comercializable en el Chaco, el hombre más cercano a Cartes, Juan Carlos López Moreira será el principal beneficiado, ya que es accionista de la empresa que busca el conocido como "el oro negro". Por si fuera poco, López Moreira es nada más y nada menos que el coordinador de la Política Energética del país.

Pero este no es su único negocio a costa del Estado, porque también tiene una aseguradora. Y esa empresa asegura nada más y nada menos que a 35 obras que lleva adelante el MOPC, por más de G. 500.000 millones. ¿Qué tal?

Francisco Barriocanal, el asesor económico del mandatario, también negociaba con el Estado. Este afortunado asesor, facturó al Estado la para nada despreciable suma de G. 6.000 millones desde que asumió Cartes. Incluso, le vendió equipos al MOPC, donde su primo es el ministro.

Como recién empieza el año y a estas alturas los consejos son gratis, al menos en estos lares, me permito recomendar que para ser reelecto, el presidente debe recuperar la gobernabilidad que fue aplastada por la ambición personal. Solo la buena gobernabilidad trae consigo la continuidad. Bienvenido 2017.