25 de febrero
Sábado
Muy nublado
23°
33°
Domingo
Mayormente nublado
23°
33°
Lunes
Muy nublado
24°
34°
Martes
Chubascos
24°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 6 de febrero de 2017, 02:00

Por temor a manifestantes, Gobierno cierra calles e irrita a la población

Varias cuadras en los alrededores del Palacio de López y el Congreso están cerradas con vallas de hierro, impidiendo a la ciudadanía no solo circular en vehículos, sino caminar por las veredas.

Los organismos de seguridad siguen con la impopular medida de cerrar con vallas toda el área que rodea al Palacio de Gobierno y el Congreso Nacional, en el microcentro de Asunción. Unas tres manzanas en el Casco Histórico de Asunción están intransitables desde hace doce días, generando molestias a la ciudadanía, que se ve impedida de circular libremente.

La medida se implementó desde el 25 de enero pasado, cuando llegaron a Asunción las protestas encabezadas por el dirigente de Ciudad del Este Paraguayo Cubas y el concejal Celso Kelembu Miranda.

Estos vinieron a la capital con la consigna de realizar protestas contra el Gobierno de Horacio Cartes y el Poder Judicial, pero fueron detenidos desde el domingo pasado, por lo que las movilizaciones fueron neutralizadas.

Además, ni siquiera el presidente Horacio Cartes realiza desde hace semanas oficina en el Palacio de López y atiende su relajada agenda en Mburuvicha Róga. Pese a ello, las vallas de hierro persisten en las principales arterias capitalinas.

BLOQUEO. La calle Paraguayo Independiente, desde su intersección con 15 de Agosto hasta Montevideo, se encuentra cerrada. Un militar y un policía resguardan el paso en cada sector. Están obstaculizadas además con los postes de seguridad las calles O'Leary y Ayolas, en su intersección con la calle Benjamín Constant.

Fernando Rodríguez, quien reside en uno de los edificios ubicados en las inmediaciones de Aduanas, dijo que se les complica bastante circular por la zona.

Indicó que los fines de semana es más complicado aún transitar, dado que la Costanera, uno de los pocos lugares de esparcimiento de los capitalinos, queda cerrada.

"Vivo en el edificio Colón I, y los vecinos y yo estamos cansados, ya que es supercaótica esta situación por el tema del vallado, en especial para el tránsito vehicular que se dificulta más aún los fines de semana, puesto que la Costanera se cierra", dijo.

Como no hay una respuesta institucional respecto al tema, creen que existe un estado de incertidumbre constante.

"El Gobierno no puede ser que no tenga un mejor o más moderno sistema que el de cerrar las calles. Da la sensación, en especial para los extranjeros, de que estamos sitiados y en alerta y que va a venir una bomba del ISIS", resaltó. Buscamos conocer la justificación de los responsables respecto al cierre de las calles, pero el jefe de Gabinete Militar del Palacio, coronel Rubén Piris, no contestó a los llamados y ni en la Policía hubo respuestas.