8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 25 de junio de 2016, 17:44

Polonia y Portugal se citan en cuartos; Gales alimenta su historia

Madrid, 25 jun (EFE).- Portugal sobrevivió a la prórroga y a Croacia (1-0) para plantarse en los cuartos de final de la Eurocopa 2016, donde se enfrentará a Polonia, que disfruta de un momento histórico igual que Gales, superviviente legendario que espera al ganador del choque entre Hungría y Bélgica como próximo rival.

El reencuentro y la irrupción de las eliminatorias en Francia 2016 propició jornadas memorables para los debutantes Gales y Polonia, la consideración de candidata de Portugal, el gol más espectacular hasta ahora del torneo, las dos primeras prórrogas y una tanda de penaltis en una sesión marcada por la prudencia de las selecciones protagonistas, la igualdad y la emoción.

Así logro Portugal su presencia entre los ocho mejores Francia 2016. En el tramo final de la prórroga, con un gol de Ricardo Quaresma tras un contraataque liderado por Cristiano Ronaldo, que apenas había aparecido. Fue la única manera de superar a Croacia, mejor en cuanto a fútbol y que se dejó en Lens el encanto que le había acompañado en su trayecto.

Bastó a la selección lusa una aparición puntual de Quaresma en los últimos minutos del período extra para eliminar a Croacia (0-1) y alcanzar los cuartos de final en un partido aburrido, sin disparos entre los tres palos durante casi 115 minutos y con una pobre actuación de Cristiano y también de su compañero del Real Madrid Luka Modric.

La clasificación de Portugal, con su primera victoria en el torneo, echó el cierre a la primera sesión, intensa, de las eliminatorias de octavos.

El conjunto luso buscará las semifinales en el enfrentamiento contra Polonia, que se metió por primera vez en su historia en los cuartos de final de una Eurocopa tras superar en los penaltis a Suiza, que mereció mucho más por dominar gran parte del partido.

El centrocampista del Sevilla Grzegorz Krychowiak se encargó de ejecutar el penalti de la victoria, el quinto y último de una tanda en la que los jugadores polacos no fallaron ninguno. Fue una injusta estocada final después de que Granit Xhaka -que del Borussia Monchengladbach alemán pasará al Arsenal inglés- hubiese fallado el único de su equipo enviando el balón fuera, a la grada.

La Eurocopa se queda sin la Suiza de Shaqiri, elegido el mejor jugador del partido, cuya impresionante chilena con la que empató el encuentro queda enmarcada para la posteridad. La Polonia de Robert Lewandowski fue la primera en clasificarse en el torneo aunque la figura del Bayern de Munich siga sin estrenarse como goleador.

También agigantó su leyenda Gales. Los de Gareth Bale se beneficiaron de un desafortunado tanto en propia meta de su homónimo McAuley, que despejó a las mallas de su portero un buen centro al área pequeña del jugador del Madrid, cuando acechaba Robson-Kanu.

Fue el epílogo de un partido trabado, denso, poco fluido y de pocas ocasiones de gol, un homenaje a un fútbol a la británica pasado de moda a este lado del Canal de la Mancha, en el que los galeses propusieron más y los norirlandeses dispararon más veces entre los tres palos.

Por primera vez en esta Eurocopa Bale se fue sin marcar, pero el madridista fue elegido el hombre del partido en una jornada histórica para su país.

La selección de Gales contempla ya su próximo compromiso. Se enfrentará al ganador del partido entre Bélgica y Hungría para ampliar su sueño.

Santiago Aparicio