16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
26°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Revista Vida
lunes 5 de junio de 2017, 11:49

Poco ruido... muchas nueces

¿Quién dijo que en Paraguay no crecen nueces? Descubrimos que existe una variedad que da frutos en nuestro país, pero es tan poco conocida que mucha gente incluso tiene la planta en su patio y no lo sabe. Te presentamos a la nuez pecán.
Fotos: Fernando Franceschelli

Muchos se sorprenden cuando se les cuenta que lo que están comiendo es una verdadera nuez y que su procedencia es un árbol que crece en Paraguay. Acostumbrados a la variedad europea, que por lo general solo vemos con su cáscara en películas y fotos, enterarnos de que podríamos recoger las nueces pecán en nuestro patio llega a ser una sorpresa, agradable por cierto.
Tan rica como la nuez de Castilla –nombre con el que se conoce a la variedad del Viejo Mundo–, la pecán o pecana es más pequeña y ovalada. La parte comestible, en ambos casos, tiene el aspecto de un cerebro, un parecido que es más acentuado incluso en la que encontramos en Paraguay.
Es llamativo que esta nuez sea tan poco conocida y cultivada en el país, habida cuenta de que se trata de un alimento delicioso, cuya producción alcanza cotizaciones elevadas. Mucha gente tiene la planta en su patio pero, justamente por desconocer de qué se trata, desecha el fruto sin prestarle casi atención.
Misterio original
El lugar de origen de la Carya illinoinensis o nogal americano –el árbol del que proviene este tipo de nuez– todavía es tema de discusión entre botánicos y otros científicos, pero la versión más aceptada es que procede de América del Norte, de un territorio que se extiende, principalmente, por vastas zonas de Estados Unidos. En la actualidad se cultiva prácticamente en todo el mundo, habiendo llegado a Sudamérica ya en el siglo XIX.
Su arribo a Paraguay, sin embargo, es más reciente. Entre 1968 y 1969 se trajeron los primeros ejemplares, oriundos de California, Estados Unidos, si bien el país de procedencia de la variedad fue Australia, según relata el agrónomo Gilberto Chávez, especialista en frutas tropicales del Centro de Investigación Hernando Bertoni (CIHB) del Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA).
“No es un cultivo autóctono. Además de la variedad americana que introdujimos a finales de la década del 60 (del siglo pasado), trajimos más adelante otras del Brasil, donde están muy adelantados en la producción de la nuez pecán”, agrega Chávez.
A pesar del tiempo transcurrido desde su introducción al país, todavía no existen grandes extensiones de cultivos en Paraguay y los pocos conocidos se asientan mayormente en la zona de Itapúa, cuyo clima templado es más propicio para la planta. Sin embargo, también es posible encontrar árboles de nogal americano en la zona central del país, en Asunción y su área metropolitana.
La nuez pecán es un renglón agrícola muy rentable para quienes quieran dedicarse a cultivarlo para producción comercial. Se paga de G. 30.000 a G. 40.000 por cada kilo sin desgranar. Desgranado, se cotiza entre G. 60.000 y G. 80.000 el kilo. Se trata de un árbol grande, en una hectárea de cultivo caben 100 o 120 plantas, dependiendo de la distancia de plantación, que puede ser de 10 por 10 o de 10 por 8 metros.
Es una muy buena alternativa para diversificar la agricultura, según los especialistas. Su principal contra es que tarda en fructificar: los injertados lo hacen en cuatro o cinco años si el suelo es bueno, mientras el no injertado, el de semilla, fructifica en ocho o 10 años.
“Es una opción para quienes hacen cultivo intensivo, porque es a largo plazo. El costo mayor está en la adquisición de plantines, porque es un poco elevado el precio de los injertados, que exigen un proceso; por eso tienen un costo de entre G. 15.000 y G. 25.000, dependiendo de dónde se compre”, explica Chávez.
Rica y saludable
Nuez pecán3.jpg
Las nueces pecán son ricas en grasas Omega 9, con propiedades beneficiosas para el corazón. Reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y, por su muy bajo contenido en sodio y carbohidratos, son recomendadas para personas con colesterol, hipertensión, problemas circulatorios, trombosis y diabetes. Es aconsejable también para quienes sufren de sobrepeso u obesidad, pero el consumo diario no debe superar los 35 gramos. Asimismo, previene el envejecimiento prematuro y mejora el aspecto de la piel. Por su alto contenido en grasas, ayuda a obtener sensación de saciedad.
La nuez se usa en repostería, en restaurantes, en confiterías y en otras industrias alimenticias, pero también puede ser consumida directamente, pues se trata de un alimento de sabor y aroma muy agradables.
“En Paraguay todavía no tenemos una planta procesadora de la pecán, y aún hay que romperla a mano. En otros países, como Brasil, están muy adelantados en ese sentido”, afirma Chávez. Una muestra de cómo se desaprovecha un producto noble y beneficioso, tanto para la salud como para la economía.
Pero, entonces, si es tan buena, ¿por qué no es mejor aprovechada por agricultores y consumidores? “Nosotros incentivamos el cultivo, pero nuestros pequeños productores no lo quieren hacer por el costo y por el largo periodo que transcurre para poder empezar su venta; dicen, además, que no es autóctono”, explica el experto.
No obstante, indica que la gente está empezando a conocer sus propiedades y su rentabilidad. Chávez recomienda su cultivo también a la gente que no se va a dedicar a la producción comercial, ya que también se pueden recoger los frutos de la planta para consumo particular.
El interesado en plantar ejemplares del nogal americano en el patio de su vivienda puede acudir al IPTA de Caacupé. “Tenemos plantas madre y también hacemos plantines. Entre agosto y setiembre es la época de injerto, para enero ya está listo y en agosto del siguiente año ya se puede vender”, explica el agrónomo.
No es autóctona, pero como muchos otros frutos de origen foráneo, la nuez merece un espacio en la preferencia de los paraguayos.

.....................................
El ejemplo argentino
En Argentina, la producción de nuez pecán está muy desarrollada, pero los volúmenes no alcanzan aún lo necesario para tener buena rentabilidad. Entre las ventajas que ofrece el cultivo se citan:
• Es amigable con el medioambiente, pues en él no se usa el glifosato.
• Requiere menos mano de obra, ya que una sola persona puede manejar 20 hectáreas.
• El árbol puede empezar a producir a los tres o cuatro años de plantado, a diferencia de sus "primos" europeos, que recién arrancan a los siete u ocho años.
• Cada hectárea de nuez pecán puede producir entre 3.500 y 4.000 kilos.
• Con condiciones adecuadas de frío, el producto puede durar hasta dos años, lo cual mejora las posibilidades de comercialización.
• Dura hasta 200 años en estado productivo y entre 80 y 120 años de producción comercial. La etapa de máxima producción se alcanza después de los 12 años.
Fuente: Infonegocios