17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 27 de mayo de 2017, 02:00

Piden por ley hasta 10 años de cárcel para los que crean pánico financiero

Proyecto tuvo entrada en Diputados y castiga con pena privativa de libertad toda divulgación falsa que afecte a bancos, financieras y cooperativas. La Asociación de Bancos solicita su pronta aprobación.

Por: Samuel Acosta

@acostasamu

En la Cámara de Diputados tuvo entrada un proyecto de ley que busca castigar con penas privativas de libertad de cinco y hasta diez años la divulgación de todo tipo de información parcial o totalmente falsa que afecte a las entidades financieras y cooperativas, a través de cualquier medio de difusión.

El proyecto modifica el título IV sobre Hechos Punibles contra el Orden Público y Tributario y crea el capítulo III de la Ley Nº1160/97, del Código Penal del Paraguay.

El proyecto indica que la difusión de información total o parcialmente falsa que pudiera atentar contra la credibilidad o estabilidad de una entidad financiera o cooperativa será castigada con hasta cinco años de cárcel o multa.

Walter Harms, diputado (ANR) proyectista, señaló ayer a Última Hora que este proyecto nace como castigo a la serie de rumores que surgieron en los últimos tiempos, principalmente a través de las redes sociales, e impactaron negativamente a las entidades financieras.

"El efecto que eso tiene es enorme; entonces, las penas deben ser duras. Esa persona que por WhatsApp tira una información se viraliza y crea un pánico financiero. Esto pasó el año pasado con el Banco Visión; no solo pone en riesgo a la entidad, sino la estabilidad de cientos de personas", manifestó.

El proyecto señala en su inciso b que cuando este tipo de información falsa ocasione retiros masivos de depósitos o inversiones y perjudique a una o más entidades, la pena privativa de libertad será de hasta ocho años. En este caso, a diferencia del primer inciso, ya no se sanciona con multas económicas.

En el siguiente punto del proyecto, se establece que cuando el autor del rumor sea un accionista, socio, miembro del directorio, administrador, apoderado, funcionario o empleado de entidades que componen el sistema financiero o cooperativo, la pena privativa de libertad será de hasta diez años.

El legislador señaló que el proyecto, que ya tuvo entrada en la Cámara Baja, sería girado a las comisiones de Legislación y de Asuntos Constitucionales para que emitan un dictamen al respecto.

Consideró que el proyecto podría tratarse a más tardar dentro de un mes en el plenario de Diputados.

"Hemos socializado esta iniciativa con autoridades de la Asociación de Bancos del Paraguay y se han mostrado muy de acuerdo porque este tipo de información es considerado terrorismo financiero", apuntó.

Harms dijo que en Paraguay todavía está muy fresco en la memoria lo que ocurrió en el año 1995, cuando varios bancos quebraron perjudicando a miles de ahorristas. "Ese antecedente sigue en la memoria y no se puede jugar con información falsa. Ya sucedieron rumores a través de redes sociales, hay que castigar", dijo.

Opinión

"Es terrorismo financiero"

El presidente del Banco Familiar, Alberto Acosta Garbarino, dijo estar de acuerdo con el proyecto que castigue la información falsa. "Hubo casos concretos a través de las redes sociales que generaron pánico, eso es terrorismo financiero; entonces, es correcto que se penalice", aseveró. Dijo que la divulgación de esos rumores generan consecuencias impredecibles, por lo que las personas irresponsables deben ser sancionadas. "Parece poca cosa, pero el impacto puede ser de terror; esperamos que esta ley no se demore en tratar por el debate político", expresó. Alberto Acosta Garbarino


Análisis técnico verificable no sanciona

El proyecto aclara, en su último punto, que no obra antijurídicamente quien difundiera información con relación a estudios, análisis técnicos u opiniones de carácter científico o académico que presenten bases e indicadores objetivamente verificables. La ley, según Harms, lo que busca es proteger al ahorrista de rumores infundados sobre la entidad con que opera.


Embed