10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 19 de octubre de 2016, 01:00

Pérdidas por la huelga de la Receita arriban ya a USD 40 millones

Las pérdidas acumuladas por la huelga de auditores de la Receita Federal del Brasil, hasta la fecha, suman aproximadamente USD 40 millones, informó José Berea, presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

La medida de fuerza de los fiscalizadores brasileños, por reclamos salariales, se inició hace más de cuatro meses y desde entonces se cancelaron contratos, se pagaron multas por sobreestadías y se desaceleró el ritmo de ingresos del sector productor. En lo que respecta a exportación, están siendo afectados envíos de granos de soja, maíz y trigo, especialmente.

El Sindicato Nacional de Auditores Fiscales de la Receita Federal agudizó la medida de fuerza en la frontera entre Brasil y Paraguay, lo que permite apenas el paso mínimo de los camiones con cargas destinadas al mercado brasileño, señaló Berea. Todos los días se pueden ver las largas filas de los vehículos esperando cruzar.

Las consecuencias del paro han motivado un atraso en las exportaciones de 450.000 toneladas de granos destinados al mercado brasileño con contratos cerrados, detalló el presidente de Capeco.

No obstante, la situación puede agravarse. Se estima que el perjuicio puede ser superior a los USD 100 millones, en concepto de 1,5 millones de toneladas de maíz y 700.000 toneladas de trigo, que están pendientes de ser enviadas. Los contratos que corresponden a estas cargas podrían cancelarse, advirtió Berea.

Por su parte, los auditores fiscales emitieron un comunicado en el que anunciaron que desde ayer la movilización tomaría mayor fuerza ante la falta de respuesta a las propuestas acercadas a las autoridades brasileñas. Hasta ahora se dejaba pasar vehículos al menos dos veces por semana.