9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
viernes 14 de octubre de 2016, 12:20

Pensó que adoptó un perro callejero, pero se llevó una sorpresa

La organización "Wolf Connection" compartió una particular historia a través de sus redes sociales, de un joven que se llevó una gran sorpresa luego de adoptar lo que pensó que era un perrito callejero como su nueva mascota.
El hombre implicado es oriundo de Tucson, Arizona, en los Estados Unidos. Él pensó que estaba adoptando a un pequeño cachorro, pero a los pocos meses se dio cuenta de que se trataba en realidad de un lobo-perro, publica el portal de 24 Horas de Chile.

Estos animales son un híbrido resultado del apareamiento entre un lobo y un perro, y el joven comenzó a notar que había algo raro en su nueva mascota cuando su comportamiento no era similar al de los perros del vecindario.

Neo, como llamó a su mascota, solía estar nervioso y quería estar junto a su dueño todo el tiempo. Tenía poderosos dientes con los que rompía las rejas del hogar para escaparse a jugar con otros animales, y no se acercaba a las personas aunque le ofrecieran comida.

Luego de varias sospechas, sus dueños decidieron llevarlo al "The Humane Society of Southern Arizona" para ver qué sucedía. Fue ahí cuando supieron que Neo no era realmente un perro.

Allí les contaron que tenían un lobo-perro en su casa y comenzaron a preocuparse, no solo por el hecho de que fuera de esa especie, sino porque en Arizona es ilegal tener de mascota a un lobo.

Finalmente, decidieron que Neo debía vivir en un entorno más cómodo y lo entregaron a la fundación de lobos "Wolf Connection". Desde las redes sociales de la entidad, muestran cómo el animal luce actualmente.

Embed