16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
27°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
martes 28 de marzo de 2017, 02:00

Pasajeros sufren frío, lluvia y calor en las paradas improvisadas y sin refugio

En la mayoría de los casos, el techo de algún negocio o un árbol hacen de resguardo diario para miles de usuarios del transporte. MOPC licitó 100 nuevas paradas a ser instaladas en el área metropolitana.

El lamentable paisaje diario de personas hacinadas desde muy tempranas horas bajo un techo, un árbol o en paradas improvisadas, aguardando por horas la llegada de algún colectivo que las lleve a destino, es común en casi la totalidad de los municipios del área metropolitana de Asunción.

En jornadas de condiciones climáticas extremas, como fuertes precipitaciones, intenso calor o mucho frío, el panorama es todavía más desolador para los sufridos usuarios del transporte público.

Sea el tiempo que sea, da igual para los pasajeros que aguardan estoicamente a la intemperie, atendiendo que indistintamente terminan quemados por el calcinante sol o sencillamente mojados por la lluvia, la cual, aun cuando no es tan copiosa, genera raudales en las calles, carentes de desagüe pluvial, que terminan salpicándolos de agua y barro.

A todo ello se suma el hecho de que la falta de resguardos hace que la espera de los buses, que parece interminable, se haga de pie por horas, en una situación que afecta de manera más acentuada a gente con discapacidad y de la tercera edad.

La mayoría de las veces las unidades vienen abarrotadas y con personas colgando de sus estriberas, por lo que sencillamente no detienen la marcha y prolongan la agonía de aquellos que precisan con urgencia llegar en tiempo y forma a sus puestos de trabajo o sus lugares de estudio, de manera a evitar descuentos de salarios o sanciones académicas.

Las contadas paradas oficiales que se tienen en las distintas comunas metropolitanas se limitan a una infraestructura que cuenta con un techo y un banco, pero, por lo general, sin ninguna pared a sus costados. Esto hace que de todas maneras aquel que busca abordar un colectivo esté a merced de las inclemencias del tiempo.

También la queja generalizada se refiere a que en horas de la noche estos puntos se encuentran mal iluminados o sencillamente no tienen ningún alumbrado público, exponiendo a la gente a no ser divisada por el conductor del ómnibus o sencillamente a ser víctima de asaltos.

RESPUESTA. El viceministro de Transporte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Agustín Encina, señaló que en diciembre del 2016 lanzaron una licitación pública para la construcción de 100 nuevos refugios de pasajeros.

El mismo dijo que estos se suman a los 33 resguardos que ya fueron instalados a lo largo de la ruta Transchaco y que actualmente están siendo objeto de un trabajo de mantenimiento y reparación por parte de la empresa Rodríguez Hermanos, ganadora del concurso licitatorio, el cual estará culminado dentro de la primera quincena de abril.

Encina aclaró que los 100 nuevos refugios serán dispuestos en las principales troncales de entrada a Asunción, ya que la cartera de Estado a la cual representa no tiene jurisdicción para ubicar este tipo de mobiliario urbano en el territorio capitalino.

"Es Asunción donde se tienen los verdaderos problemas en cuanto a la falta de refugios. No podemos entrar porque es la Comuna local la que debe atender este tema. Según reclamos que hemos ido levantando, a lo largo de la avenida Artigas urgen estas paradas y refugios, pero nada podemos hacer ahí. Desconocemos el motivo por el cual no se instalaron en ese tramo de mucha necesidad", insistió el profesional.

Informó que en pocos días más se conocerá a la empresa que será adjudicada para dotar de estos elementos, destinados a usuarios del transporte público, a diferentes zonas metropolitanas.

Aclaró que previo a la colocación de las nuevas paradas procedieron a reparar aquellas que se encontraban en mal estado y a retirar otras que se encontraban en lugares prohibidos, donde entorpecían la fluidez del tráfico vehicular, como por ejemplo en áreas próximas a cruces semafóricos.

"Sacamos carteles de paradas en desuso y refugios de administraciones anteriores de municipalidades y gobernaciones que invadían la franja de dominio del MOPC. Retiramos todo lo que estaba fuera de localización y que desorganizaba el transporte y el tránsito. Con lo que vamos a instalar cubriremos gran parte de la necesidad", concluyó.

APARECEN EN ESTA NOTA